22 marzo, 2021

Guerra y abrazos en el Medio Oriente

Esta extrema volatilidad política es el resultado de la ética tribal. Hasta que el tribalismo se extinga, la política de Oriente Medio seguirá caracterizándose por la amoralidad, la fluidez, la temporalidad, la inconsistencia y la contradicción. Considere los siguientes tres episodios, que ocurrieron a lo largo de un siglo: En marzo de 2019, los grupos […]

Saddam Hussein, Hafez al Assad, Abdelaziz Bouteflika y Abd al Halim Khaddam durante una cumbre de la Liga Árabe en 1979 Foto: Wikimedia Dominio Público

Esta extrema volatilidad política es el resultado de la ética tribal. Hasta que el tribalismo se extinga, la política de Oriente Medio seguirá caracterizándose por la amoralidad, la fluidez, la temporalidad, la inconsistencia y la contradicción.

Considere los siguientes tres episodios, que ocurrieron a lo largo de un siglo:

  1. En marzo de 2019, los grupos yihadistas sirios Hayat Tahrir al-Sham y el Frente de Liberación Nacional se enfrentaron, lo que provocó unas 75 muertes. Dos meses después, unieron fuerzas para luchar contra el gobierno central de Siria. En octubre, volvieron a pelear entre sí.
  2. En 1987, Saddam Hussein y Hafez Assad, los respectivos dictadores de Irak y Siria, eran enemigos mortales. Cuando se reunieron en una cumbre de la Liga Árabe, «se les vio caminando juntos y bromeando».
  3. Los armenios y los azeríes lucharon entre sí durante la Primera Guerra Mundial. Luego, en lo que el historiador Tadeusz Swietochowski llama un “cambio de matar a abrazar. … Sorprendentemente, en medio del combate intercomunal, comenzó a circular la idea del federalismo transcaucásico, la unión regional de georgianos, armenios y azerbaiyanos” que se convirtió en la Federación Transcaucásica de 1921-22.

Como sugieren estos ejemplos, las coaliciones caleidoscópicas y las enemistades son una de las características políticas más distintivas de Oriente Medio. Solo los especialistas de tiempo completo pueden realizar un seguimiento de las guerras civiles en Libia, Yemen y Siria, y se apoyan en herramientas complejas para hacerlo.

Este patrón de peleas y abrazos es bien conocido por los habitantes del Medio Oriente. Khalid Hassan, de la OLP, lo llamó la «naturaleza árabe», explicando que «la historia árabe nunca ha conocido un distanciamiento definitivo. Está lleno de acuerdos y diferencias. Cuando diferimos y luego nos cansamos de diferir, estamos de acuerdo. Cuando nos cansamos de estar de acuerdo, diferimos». Faruq Qaddumi, otro líder de la OLP, descubrió que «las actitudes en la región árabe cambian como las arenas del desierto en el viento: se acumulan y luego desaparecen rápidamente». Hussein Sumaida, un refugiado del Irak de Saddam Hussein, utilizó la misma analogía: “No existen los aliados en el Medio Oriente. Solo hay arenas movedizas».

Abd Hamid Zaydani, un líder islamista en Yemen, lo expresó de manera sucinta: «O nos unimos o combatimos». Barzan Ibrahim Takriti, hermano de Saddam Hussein, estuvo de acuerdo: «O tenemos una unidad total o una guerra destructiva general será la única alternativa». Dijo que la relación política habitual «comienza con abrazos y besos y termina en disputas y guerra».

Dos patrones principales se destacan: la política palestina y los enemigos que se unen contra un enemigo común y luego vuelven a pelearse.

Política palestina

En 1967, Ahmad Shuqayri prometió conducir un ejército a Ammán «para no tener en cuenta a Hussein», es decir, para derrocar al rey de Jordania. Poco después, necesitaba al rey y lo reconoció como «jefe de los palestinos». Yasser Arafat y el rey Hussein de Jordania se combatieron en 1970, cooperaron en 1982, se pelearon en 1983, se aliaron en 1985, rompieron relaciones en 1986 y se reconciliaron en 1988. El intelectual sirio Sadiq Azm destacó cómo un día “la dirigiencia de la OLP denunció [al Rey Hussein] y exigió su derrocamiento; al siguiente, Arafat lo besaba en un banquete”. El ministro de Exteriores de Kuwait, Sabah Ahmad Sabah, recordó que el comportamiento traicionero de Arafat durante la invasión iraquí de 1990-91 significó que “el pueblo kuwaití no lo quiere en Kuwait. … Dios no permita que venga a Kuwait porque todo el país se levantaría contra él”. Pero, continuó Sabah, «Como funcionarios, nos reunimos con él en el marco de la Liga Árabe u otros foros e intercambiamos abrazos».

A mediados de 1992, las milicias de Arafat y George Habash lucharon entre sí en el Líbano, pero cuando los dos líderes se reunieron en Ammán en octubre de 1992, se abrazaron. La Autoridad Palestina a veces coopera con Israel en cuestiones de seguridad y en otras ocasiones recurre a la incitación y el asesinato. Tales cambios afectaron particularmente a Arafat: en la descripción de Barry Rubin, él «siempre recordaba que el líder árabe que le disparó un día podría convertirse en el que besó otro día, y también al revés».

Enemigos que se unen

Los islamistas que una vez habían luchado contra Saddam Hussein lo apoyaron después de su invasión de Kuwait en 1990. Del mismo modo, Teherán había estado en guerra con él solo dos años antes, pero hizo una causa común con él contra un enemigo común, Estados Unidos. Hamas y la Autoridad Palestina alternaron repetidamente entre matarse (especialmente cuando Hamas expulsó violentamente a la Autoridad Palestina de Gaza en 2007) y tratar de combinar sus fuerzas contra Israel. El líder de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, insulta con desenfreno a los antiguos aliados, incluidos los líderes de Francia, Alemania, Siria e Irán. Si cesara la agresión iraní, esta lógica podría abortar repentinamente los Acuerdos de Abraham.

¿Qué explica esta extrema volatilidad política? Como lo explicó brillantemente Philip Salzman, es el resultado del espíritu tribal resumido por el conocido adagio: «Yo contra mi hermano, yo y mis hermanos contra mis primos, yo y mis hermanos y mis primos contra el mundo». Esta mentalidad premoderna fomenta cambios abruptos. Hasta que el tribalismo se extinga, la política de Oriente Medio seguirá caracterizándose por la amoralidad, la fluidez, la temporalidad, la inconsistencia y la contradicción.

Fuente: BESA Centro Begin-Sadat de Estudios Estratégicos

Daniel Pipes (DanielPipes.org) es presidente del Foro de Oriente Medio.

#, #, #, #, #, #

Más sobre Medio Oriente