Gran festival verde en la llanura de Judea

Descubre todo lo bueno del turismo rural: casas abiertas, paseos guiados, agricultura, espectáculos, juegos, degustación de vinos y comida, restaurantes, talleres, ciclismo, caballos y más.

Shaul Havivian en Maresha

Chiquita Levov – Texto y fotos

La llanura de Judea (Shfelá Yehuda) es una región rica en flores y coloridos paisajes, una zona en la que se fusionan los viñedos con la naturaleza rural con empresas “boutique” especiales, comida casera, bodegas y muchas atracciones para toda la familia.

Talor colecta plantas comestibles

Esta llanura es una hermosa zona rural cerca del centro de Israel, alrededor de 30 minutos en coche de Tel Aviv y 35 minutos de Jerusalén. La zona ofrece a los visitantes una fascinante revelación de la historia y la Biblia junto a atracciones agrícolas, granjas, bodegas boutique y vistas majestuosas.

Yael y Nir Shmueli en su granja

El festival “Verde y No Lejos” (Yarok Ve Lo Rajok), que celebra la Asociación de Turismo Shfelá Yehuda por sexto año (cinco festivales ya que el año pasado no se pudo celebrar), invita a los viajeros a conocer y experimentar la zona rural y las ofertas turísticas de la zona.

Los mellizos Naaman en “Eat Male”

El evento de apertura del festival tendrá lugar en Kfar Menachem e incluirá un mercado nocturno. Continuará durante 3 fines de semana, a partir del 10.3 hasta el 26.3 Las ofertas son numerosas y atractivas.

Más datos en el catálogo virtual y en el sitio
https://online.fliphtml5.com/gokdw/laep/#p=3https://www.touryoav.org.il/

Geula en “Kfar Beta”

Los turistas que participen en este festival disfrutarán de numerosas atracciones y recorridos guiados por la naturaleza, comida de calidad y una gran feria en Beer Tuvia con entrada gratuita. Traemos aquí algunas sugerencias de sitios que hemos visitado en una gira organizada por Tali Ohaniun, de la Asociación de Turismo Shfelá Yehuda.

Adir Neeman del Consejo Regional

Comenzamos el paseo con un desayuno en el Centro de Visitantes de la bodega familiar kosher Maresha.  Shaul Havivian, un experto agricultor, es uno de los dueños. Nos cuenta de su experiencia como agricultor y de la iniciativa de fundar la bodega junto a su hermano Oren y el enólogo Eitan Benno en el 2006. Nos dice que “produce vinos de alta calidad para inculcar la cultura del vino y traer nuevos y diferentes sabores y aromas al panorama vitivinícola israelí. En una región vinícola nueva y en desarrollo”.  Anhela ser el centro de las áreas de viñedos,  en la región “Givot Yehuda-Tel Maresha”. El centro de visitantes rodeado de un impresionante paisaje de viñedos, ofrece un paseo entre las vides, ver el proceso de elaboración del vino junto con degustaciones y una comida láctea ligera.

Seguimos el paseo con un encuentro en Avigdor con la joven Talor Cohen quien enseña a identificar las plantas silvestres comestibles y como se pueden integrar a la vida diaria. Son paseos  en los que el participante colecta las plantas y luego se cocinan y comen. En Israel crecen más de 200 especies de plantas silvestres comestibles. Talor es una educadora que buscaba empleo para sus días libres,  le recomendaron hacer un curso de agricultura, ahora es su ocupación.  Visitamos también el “Kfar Beta Israel” en Kiryat Gat, un auténtico centro experiencial para la preservación y transmisión de la herencia de los judíos etíopes. La directora de turismo Geula Haderai,  nos cuenta que es una iniciativa de la organización «I Am» (Hineni) y brinda una respuesta única y creativa a algunos de los desafíos sociales.

En Sapir

En Beer Tuvia visitamos el tambo y la lechería de la Granja Shmueli, una empresa familiar. Nos recibieron Yael y Nir. Cuentan que  hace 16 años comenzaron a cultivar su rebaño que incluye principalmente cabras y algunas ovejas y empezaron a producir quesos solo para amigos y familia. En el 2014 abrieron la granja con mucho éxito. Curiosamente durante la época de los cierres por la epidemia es cuando tuvieron más visitantes por los paseos al aire libre y en grandes espacios. Ofrecen recorridos por toda la granja, donde se puede apreciar el amor que le tienen a sus rebaños. También en la forma y el tipo de alimentación. Todo lo cual se aprecia en la calidad de la leche y sus derivados.

Cerramos el paseo con un opíparo almuerzo en el nuevo local “Eat Malé” (Comer completo) ubicado en el Centro Shapira. El dueño Bari Naaman es ayudado por su mellizo Harel. Dice que abrió el local “para abordar una experiencia culinaria nueva, diferente, en el lugar en el que crecimos y amamos, en el ambiente rural del Centro Shapira”. Tiene como objetivo brindar comida kasher preparada con pasión y amor. Cuenta con personal local que brinda un servicio rápido y cortés, en un ambiente familiar. La comida es fresca y exquisita y los precios muy accesibles. El centro se halla en el Consejo Regional Sapir, y su director Adir Naaman se unió al grupo para hablar sobre “la riqueza étnica de la región. Se puede resumir a Eretz Israel con todos los habitantes de esta zona. Juntas todas las localidades de la región forman un núcleo turístico especial”.

Compartir

#

Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Telegram Aurora

Más sobre Pinceladas