25 noviembre, 2021

Gran Bretaña declara a Hamás organización terrorista: ¿enreda esto a Israel?

La decisión británica de declarar a Hamas como organización terrorista fue recibida con beneplácito en Israel.

Naftali Bennet y Boris Johnson Foto: Haim Zach GPO vía Flickr

Por el Dr. Kobi Michael

Se considera un logro importante de Israel al refutar la distinción entre los brazos militar y político de la organización y demostrar a la comunidad internacional la conexión directa entre ambos.

El logro es realmente significativo y creará una verdadera dificultad para que Hamás recaude fondos y reclute activistas en Gran Bretaña, y no es inconcebible que otros países se unan a la decisión del Reino Unido.

Sin embargo, junto con el esfuerzo continuo de Israel frente a la comunidad internacional para declarar a Hamás organización terrorista, Israel está negociando un acuerdo de amplio alcance en la Franja de Gaza con la misma organización, que ha cambiado las reglas del juego desde la Operación Guardián de las Murallas.

Esta es la misma organización que, junto con el esfuerzo para mantener la calma en la Franja de Gaza para promover un arreglo que permita una mejora en la situación humanitaria, continúa con sus esfuerzos de fortalecimiento militar y trabaja abiertamente para incitar a Cisjordania y Jerusalén oriental, y continúa sus esfuerzos para consolidar su infraestructura militar y lanzar ataques terroristas desde Cisjordania hacia Israel.

Incluso si participa en una negociación indirecta, está claro que la conducta de Israel hacia Hamás es como la de un socio en las negociaciones.

También está claro que cualquier acuerdo sobre un arreglo que se alcance, así como la flexibilización de las restricciones y el cambio de conducta con respecto a la Franja de Gaza, ayuda a consolidar el estatus de Hamás como soberano en la Franja de Gaza y ampliar su base de legitimidad.

Además, dado el juego de suma cero entre Hamás y la Autoridad Palestina, cualquier fortalecimiento de Hamás significa un debilitamiento de la Autoridad Palestina en Cisjordania.

Israel no podrá nadar entre dos aguas por mucho tiempo. Si Israel opta por acordar con Hamás un arreglo de base amplia, esto socavará sus argumentos con respecto a la definición de Hamás como organización terrorista que no debe ser implicada política o diplomáticamente.

Por lo tanto, cualquier acuerdo con Hamás conducirá a un debilitamiento del esfuerzo israelí para definirlo como organización terrorista, y cualquier acuerdo con Hamás erosionará la demanda de Israel a los elementos internacionales de no tener contacto directo con el mismo.

Israel parece haber hecho su elección, y de las opciones estratégicas que tiene ante sí, prefiere continuar con la situación existente, que probablemente conducirá a otra ronda de violencia en unos pocos años.

Pero la idea de proceder sobre un terreno sin fundamento puede, en última instancia, imponer un precio alto y problemático a Israel, en la naturaleza del próximo conflicto violento, en el debilitamiento de la Autoridad Palestina y en el trato con la comunidad internacional.

Fuente: INSS – The Institute for National Security Studies

Compartir

#, #, #, #, #, #

Más sobre Diplomacia y Defensa