11 noviembre, 2020

Escritores palestinos: Los ataques por parte de nuestros líderes a la normalización de relaciones con Israel perjudican nuestra causa

Tras la normalización de relaciones entre Sudán e Israel, importantes funcionarios palestinos continuaron arremetiendo contra los líderes de los países árabes que han normalizado sus relaciones con Israel y advirtiéndoles a otros países que no sigan tras su precedente.[1] Por ejemplo, el 24 de octubre, 2020 el miembro del Comité Central de Fatah ‘Abbas Zaki dijo […]

De izquierda a derecha: ministro de Exteriores de Baréin, primer ministro de Israel, presidente de Estados Unidos y ministro de Exteriores de Emiratos Árabes Unidos, firma de los Acuerdos de Abraham, 15 de septiembre. Foto: Casa Blanca Joyce N. Boghosian vía Flickr Dominio Público.

Tras la normalización de relaciones entre Sudán e Israel, importantes funcionarios palestinos continuaron arremetiendo contra los líderes de los países árabes que han normalizado sus relaciones con Israel y advirtiéndoles a otros países que no sigan tras su precedente.[1] Por ejemplo, el 24 de octubre, 2020 el miembro del Comité Central de Fatah ‘Abbas Zaki dijo que si Arabia Saudita normalizaba sus relaciones con Israel, «ya no habrá una Kaaba o Mezquita del Profeta en Medina y el futuro de Arabia Saudita será ensombrecido». Tras la publicación de esta declaración, el portavoz del Presidente palestino Mahmoud ‘Abbas se apresuró en aclarar que este publicado no presentaba la postura oficial del liderazgo palestino. [2]

Las duras respuestas de los líderes palestinos a la normalización de relaciones entre los países árabes e Israel, tales como las de ‘Abbas Zaki, provocaron críticas muy duras de escritores palestinos[3] tales como Ziad Abu Zayyad, ‘Abd Al-Majid Sweilam y Nabil ‘Amru. Estos escribieron que la retórica de maldiciones, blasfemias y amenazas crea hostilidad entre los palestinos y los países árabes e incluso fomenta la normalización de relaciones con Israel en lugar de desalentarla. Estos argumentaron que, en lugar de atacar a los árabes, los palestinos deberían centrarse en sanar sus divisiones entre ellos y en renovar las actividades en las instituciones democráticas palestinas mediante la celebración de elecciones, como medio para lograr su objetivo: el establecimiento de un estado palestino independiente dentro de las fronteras de 1967, con Jerusalén como su capital.

Lo siguiente son extractos traducidos de sus artículos:

Ex-ministro palestino Ziad Abu Zayyad: El tren de la normalización de relaciones no se detendrá; estamos perdiendo el apoyo de los pueblos árabes

El ex-parlamentario palestino y Ministro de Asuntos de Jerusalén de la Autoridad Palestina Ziad Abu Zayyad publicó varios artículos en los que criticaba los duros ataques de los palestinos contra los países árabes que han normalizado sus relaciones con Israel.[4] En un reciente artículo publicado en el diario Al-Quds, este afirmó que tal tipo de retórica es un grave error político y que en realidad pudiera alentar la normalización de relaciones con Israel. Zayyad escribió: «Al igual que otros, yo seguí las reacciones oficiales palestinas al primer acuerdo oficial de normalización de relaciones pública entre los Emiratos Árabes Unidos e Israel, así como también las respuestas que llegaron tras la normalización de relaciones con Bahréin y luego con Sudán. Es mi impresión de que estamos atrapados en un ciclo de reacciones palestinas a la normalización de relaciones y puede decirse que sus resultados son negativos y no conducirán a ningún cambio positivo en las posturas de los países que transitan a través del tren de la normalización de relaciones, siendo este un vehículo blindado que los Estados Unidos conducen, mientras Israel controla su radar, mientras recoge más pasajeros árabes en el camino, amenazando con utilizar el acercamiento de la vara y la zanahoria. Este tren no se detendrá, al contrario, según todas las señales, más pasajeros árabes lo abordarán, lo que en última instancia conducirá a la desaparición total del elemento político árabe, que habitualmente se escondía tras la cortina llamada Iniciativa de Paz Árabe.

«Frente a este tren que se mueve a toda velocidad nosotros utilizamos sólo el método de la retórica hostil, caracterizado por las difamaciones y calumnias al punto de maldecir contra los hermanos árabes. Nosotros debemos preguntarnos con honestidad y valentía ¿qué beneficio y qué ganancias podemos esperar de este enfoque? Desde el anuncio del Presidente estadounidense Trump a lo que con razón llamamos «La bofetada-al-rostro del siglo», hemos ampliado el léxico diplomático internacional con una lista de maldiciones inaceptables y que nunca fueron intercambiadas previamente por los países del mundo, maldiciones que rara vez escuchamos en las peleas callejeras. Actualmente dirigimos las maldiciones a los regímenes de los Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Sudán y maldeciremos a aquellos regímenes que se unirán a estos en el futuro, ignorando el hecho de que estas maldiciones tienen un efecto negativo en los pueblos y no se detienen en los gobernantes. [Ignoramos el hecho] de que es muy probable que haya gente corrupta y tendenciosa que utilizarán estas maldiciones con el fin de incitar a los demás pueblos árabes en contra nuestra y contra nuestro pueblo [que vive] en esos países. Al final, es muy probable que nos encontremos de un lado y los otros pueblos árabes del otro lado mientras el tren de normalización de relaciones avanza. Lo que asusta de la normalización de relaciones y la manera en que la enfrentamos es que estamos perdiendo el apoyo de los pueblos árabes y los estamos empujando hacia los brazos de sus regímenes y que este estado de colapso servirá de puente o como avenida a lo largo del cual Israel avance no sólo para anexarse partes de Cisjordania y de Jerusalén, sino para engullírselo todo y anexárselo todo, mientras los árabes, a quienes hemos transformado en nuestros enemigos, vitorean y aplauden a su antiguo y nuevo amigo, Israel…»

«En lugar de proferir esta retórica agresiva contra los árabes, yo le pido al liderazgo palestino que tome los siguientes pasos. Primero, creen una separación de infraestructuras y una división de trabajo entre la OLP, que encarna nuestro liderazgo e identidad y es la dirección de cualquier diálogo con los palestinos y la Autoridad Palestina, siendo este el brazo administrativo de la OLP. La acción política debe limitarse a la OLP y la administración nacional debe limitarse al gobierno de la Autoridad Palestina, independientemente de si somos un estado o una autoridad. Segundo, el presidente ‘Abbas debe emitir inmediatamente una orden para que se celebren elecciones parlamentarias y presidenciales, programarlas de acuerdo a la ley y tomar medidas prácticas para celebrarlas…»[5]

Para ver el despacho en su totalidad en inglés junto a las imágenes copie por favor el siguiente enlace en su ordenadorhttps://www.memri.org/reports/palestinian-writers-our-leaderships-attacks-normalization-israel-harm-our-cause

[1] En referencia a las respuestas palestinas ante los recientes acuerdos de normalización de relaciones y las reacciones árabes a estas respuestas, véase la serie de MEMRI Despacho Especial No. 8932 – Árabes atacan al liderazgo palestino luego de su dura denuncia al acuerdo de normalización de relaciones entre los Emiratos Árabes Unidos e Israel: La causa palestina ha desaparecido; los palestinos deben enfrentar la realidad y detener su ingratitud hacia los estados del Golfo, 14 de septiembre, 2020; serie de MEMRI Despacho Especial No. 8979 – Miembro del Consejo Revolucionario de Fatah: La delegación de los Emiratos Árabes Unidos al Monte del Templo es un virus con el que la ocupación desea infectar al ummah árabe, 20 de octubre, 2020.

[2] Almayadeen.net, 24 de octubre, 2020; wafa.ps, 24 de octubre, 2020.

[3] Para ver un ejemplo de tales críticas, véase la serie de MEMRI Despacho Especial No. 8905 – Miembro de Fatah critica reacción palestina al acuerdo entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos: Los palestinos deben reconocer que el mundo ha cambiado y que ya no son el centro del universo; el quemar banderas no sustituye la auto-evaluación que estos necesitan, 24 de agosto, 2020.

[4] Véase la serie de MEMRI Despacho Especial No. 8942 – Ex-ministro de la Autoridad Palestina: Nuestro discurso se ha vuelto un disco rayado y nos hace ver como los que rechazamos la paz, 23 de septiembre, 2020.

[5] Al-Quds (Jerusalén Oriental), 25 de octubre, 2020.

Fuente: MEMRI

Compartir

#, #, #, #, #

Más sobre Diplomacia y Defensa