7 enero, 2021

¿En qué punto está el acuerdo nuclear con Irán?

La entrante administración de Biden está ansiosa por volver al acuerdo nuclear con Irán, siempre que contenga «algunas enmiendas». Esto contrasta con los europeos, que en su mayoría están dispuestos a volver al acuerdo tal como está. El director general de la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA) exige que se firme un nuevo acuerdo […]

Firmas de los negociadores principales del Plan de Acción Integral Conjunto, julio de 2015, imagen vía Wikimedia Dominio Público

La entrante administración de Biden está ansiosa por volver al acuerdo nuclear con Irán, siempre que contenga «algunas enmiendas». Esto contrasta con los europeos, que en su mayoría están dispuestos a volver al acuerdo tal como está. El director general de la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA) exige que se firme un nuevo acuerdo nuclear, o al menos que se modifique el acuerdo anterior de tal manera que se evite que Irán logre un ascenso nuclear.

En una entrevista con Reuters el 17 de diciembre, el  director general de la OIEA, Rafael Grossi, expresó su desaprobación de la promesa del presidente electo Joe Biden de regresar al acuerdo JCPOA, el acuerdo nuclear firmado en 2015 entre las cinco potencias y Alemania (P5+1) y Teherán. Grossi dijo:

“No puedo imaginar que vayan a decir simplemente ‘Estamos de vuelta al punto de partida’ porque el punto de partida ya no está … Está claro que tendrá que haber un protocolo o un acuerdo o un entendimiento o algún documento auxiliar que estipule claramente lo que hacemos … Hay más material [nuclear] … hay más actividad, hay más centrifugadoras [en Irán].”

Biden declaró en una entrevista que concedió el 30 de julio de 2019 que tiene la intención de devolver a Estados Unidos al acuerdo nuclear, aunque con enmiendas, y levantar las sanciones impuestas a Irán por la administración Trump. En cuanto a Irán, ha anunciado su disposición a volver al acuerdo nuclear de 2015 siempre que no se modifique el acuerdo.

A la luz de los recientes acontecimientos relacionados con el programa nuclear iraní, como el asesinato el 27 de noviembre de Mohsen Fakhrizadeh, arquitecto del programa nuclear militar de Irán, y los hallazgos publicados por la OIEA en su informe trimestral del 11 de noviembre, es difícil ver cómo Biden puede convertir en realidad su intención de volver al acuerdo nuclear. Mucho depende de las personas que designe para llevar a cabo su plan. Un posible candidato es Tony Blinken, ex subsecretario de Estado en la administración de Obama y candidato de Biden a secretario de Estado. Blinken anunció recientemente que intentará mejorar el acuerdo con Irán, pero cree que volver a unirse al acuerdo es una prioridad «urgente».

Queda por verse si Biden nombrará a los miembros de la delegación original de Estados Unidos al acuerdo JCPOA, que incluía al entonces secretario de Estado John Kerry; el entonces secretario de Energía Ernie Moniz; Wendy Sherman, quien se desempeñó como subsecretaria de Estado; y Ben Rhodes, consejero personal de Barack Obama en ese momento.

En el último informe de la OIEA, se hizo hincapié en el anuncio de Irán del 5 de enero de que su programa nuclear ya no estaría «sujeto a ninguna restricción en la esfera operativa». Esta declaración siguió al enriquecimiento de uranio de Irán en 2019 más allá de los 300 kg de UF6 (compuesto de hexafluoruro de uranio), cuyo contenido de uranio es de 202,8 kg. Irán también aumentó la tasa de enriquecimiento al 4,5%, más allá del límite acordado de 3,67%, una violación del acuerdo nuclear.

Según el informe de la OIEA, la cantidad de uranio que Irán ha enriquecido desde entonces supera las 2,4 toneladas. El informe contenía referencias detalladas a las violaciones por Irán del acuerdo nuclear sobre el desarrollo y producción de centrifugadoras avanzadas, así como el inicio de sus operaciones a escala industrial, lo que podría permitir a Irán acortar el período de enriquecimiento y enriquecer uranio para armas nucleares.

La UE y los demás signatarios del acuerdo nuclear del JCPOA (con la excepción de EE. UU.) Parecen estar dispuestos en su mayor parte a volver al acuerdo tal como está, a pesar de la lista cada vez mayor de violaciones iraníes, pero piden a Teherán que se abstenga de destruir las posibilidades de un regreso diplomático al acuerdo una vez que Biden asuma el cargo de presidente de Estados Unidos. Hay indicios de que Francia se toma la amenaza de violaciones de Irán algo más en serio que Alemania y Gran Bretaña. La respuesta del canciller francés, cuando se le preguntó si se necesita un nuevo protocolo para el acuerdo nuclear, fue que las acciones de Irán se están convirtiendo en un problema grave, especialmente sus actividades en el campo del enriquecimiento.

Otro hecho que afectó la actitud de la UE y sus estados miembros hacia Irán fue la ejecución del periodista iraní Ruhollah Zam por su papel en las protestas contra el régimen. Según el jefe de política exterior de la UE, Josep Borrell, la ejecución de Zam fue la razón por la que algunos estados miembros de la UE cancelaron su participación en el Foro Empresarial Europa-Irán en diciembre. Sin embargo, agregó que continuarán las conversaciones de la UE con Irán sobre el tema nuclear. El enfoque de Europa es, por tanto, muy similar al que tenía antes de la firma del acuerdo en 2015. Entonces y ahora, la UE estaba entusiasmada por llegar a un acuerdo, posiblemente a cualquier precio.

En el fondo, por supuesto, está el asesinato de Mohsen Fakhrizadeh. El 3 de diciembre, el Majlis [Parlamento iraní] aprobó una serie de decisiones en respuesta al asesinato. Particularmente notable fue la decisión de aumentar el enriquecimiento de uranio al 20% y acumular al menos 120 kilogramos de uranio enriquecido a este ritmo, una actividad que podría acercar mucho a Irán a la capacidad de producir armas nucleares. Otras decisiones importantes fueron el enriquecimiento de uranio hasta al menos 500 kilogramos mensuales y la reanudación de la construcción de un reactor de agua pesada (IR-40) apto para la producción de plutonio para armas nucleares, proyecto que estaba cerca de completarse antes de la firma del acuerdo nuclear en 2015. También se informó que si el acuerdo nuclear no regresa a su estado original, Irán podría considerarse liberado de todos sus compromisos con la OIEA.

Por otro lado, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán anunció que se opone al proyecto de ley y el presidente Hassan Rouhani ha dicho que se abstendrá de firmar las decisiones del Majlis y ratificarlas como leyes. Hizo caso omiso de los ultraconservadores de su país, que podrían perder la «oportunidad» que presenta el cambio de administración en Estados Unidos.

Por tanto, Irán se encuentra en medio de un triángulo. Una pata es la OIEA, otra son los signatarios no estadounidenses del acuerdo y la tercera es Estados Unidos.

La OIEA está constantemente en guardia contra las jugarretas nucleares de Irán. Grossi parece frustrado porque la cuestión de si continuar o no el acuerdo nuclear ha surgido durante su mandato, y puede sentir que los iraníes están tratando deliberadamente de provocarlo a él y a la Agencia. Es probable que quiera salirse del asunto con un acuerdo viable en la mano.

Los estados miembros de la UE, así como Rusia y China, están menos preocupados por el temor de un Irán en posesión de armas nucleares. En su opinión, Irán tiene un gran potencial como socio económico. En cuanto a Estados Unidos, su posición sobre el tema aún no está clara.

El propio Irán está dividido entre ultraconservadores y pragmáticos. Los ultraconservadores se oponen a cualquier compromiso y se esfuerzan por alcanzar las armas nucleares en algún momento, preferiblemente pronto. Los pragmáticos, conscientes de la situación económica de su país, están tratando de no estirar una deshilachada cuerda más allá del punto sin retorno.

Fuente: BESA Centro Begin-Sadat de Estudios Estratégicos

El teniente coronel (res.) Dr. Raphael Ofek, investigador asociado del Centro BESA, es un experto en el campo de la física y la tecnología nucleares que se desempeñó como analista senior en la comunidad de inteligencia israelí.

Compartir

#, #, #, #, #

Más sobre Medio Oriente