En la última década aumentó notablemente la cantidad de matriculados árabes en las universidades

Una investigación del Consejo de Educación Superior (CES) de Israel arrojó unas sorprendentes cifras en relación a la participación de los estudiantes árabes en el sistema universitario. Según el trabajo, hubo un aumento del 78,5% en la participación de alumnos árabes en las universidades en los últimos años. Hoy en día, el 16,1% de los […]

Universidad de Tel Aviv. Fuente: Creative Commons

Una investigación del Consejo de Educación Superior (CES) de Israel arrojó unas sorprendentes cifras en relación a la participación de los estudiantes árabes en el sistema universitario.

Según el trabajo, hubo un aumento del 78,5% en la participación de alumnos árabes en las universidades en los últimos años. Hoy en día, el 16,1% de los estudiantes del país son árabes, frente a un 10,2% en 2010.

En los estudios de grado, la cifra se ha más que duplicado. Para 2010, representaban el 6,2%, y ahora son el 13%. En los posgrados, el número es menor pero el aumento igual es importante: de 3,9% a 6,3%.

La investigación dio crédito a un proyecto del CES que buscaba integrar mejor a las minorías árabes. En total, se invirtieron 300 millones de shékels entre 2012 y 2016. Los buenos resultados empujaron al gobierno a extenderlo a 2022 con un presupuesto de 1.000 millones.

El programa tiene como meta preparar a los alumnos árabes desde la secundaria. La cuestión principal es el idioma, ya que en las universidades se utiliza el hebreo de manera primordial. Otra amenaza fuerte es la deserción, tema que también es central en el proyecto del CES.

Más allá de los avances, la minoría árabe sigue subrepresentada en el ámbito académico. Esto se nota más en carreras como ingeniería, ciencias exactas, humanidades y administración de empresas. De todos modos, las cifras han aumentando notablemente en estas carreras. Educación y medicina, por el contrario, son áreas donde la representación de la población árabe era representativa de la sociedad israelí.

Al interior de la comunidad árabe, el desafío está especialmente en los beduinos. Al 2016, solamente había 850 estudiantes beduinos en universidades israelíes. La mayoría de los universitarios beduinos opta por casas de estudio palestinas en Cisjordania (Judea y Samaria).

Para revertir esta tendencia, el CES programó un plan a cinco años. Con un presupuesto de 100 millones de shékels, se busca aumentar las tasas de matriculación de beduinos en un 75%.

Compartir

#, #, #, #

Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Telegram Aurora

Más sobre Ciencia y Tecnología