16 septiembre, 2021

En Beit Zvi se estrenó “Be More Chill”

Un exitoso musical que en hebreo se llama “Targuía” y es la primera versión en un idioma que no es inglés. Interpretado por flamantes egresados de esta academia que también lo tradujeron. Imperdible

Chiquita Levov – Texto y fotos

En la sala Gery Bilu, de la academia de drama Beit Zvi, acaban de estrenar el musical “Be More Chill” y el resultado es una comedia musical con excelente interpretación de todos los actores. Con muy buena puesta en escena, la música arreglada y dirigida por Tal Belherovich quien también acompaña al piano en vivo. Interpretada por actores de tercer año, ahora flamantes egresados, quienes incluso tradujeron la obra. Dirigida por Avishai Ben Gal con muy buena coreografía de Tom Mullor. Muy recomendada se puede ver hasta el 30.09.

La obra se destaca por momentos muy humorísticos, refrescantes, joviales y mucho más.  Se trata de un musical, con música y letras originales creadas por Joe Iconis y guión de Joe Tracz, basado en una novela homónima escrita en 2004 por Ned Vizzini.​

Después de una producción regional de teatro en Nueva Jersey en 2015, el musical se estrenó Off-Broadway en 2018 con mucho éxito. Después de capturar los corazones de espectadores y críticos ganó una producción de Broadway en 2019, de donde incluso llegó al West End de Londres y se está procesando en una película. Ahora, el musical jovial y emocionante se estrenó en hebreo en el Beit Zvi y es la primera versión en un idioma que no es el inglés, lo cual convierte a esta institución en el primer teatro del mundo en traerlo de vuelta al escenario después de la epidemia.

Una historia sobre amistades, ansiedades, relaciones, el impacto de la tecnología en nuestras vidas y la búsqueda del reconocimiento y el deseo de integrarse socialmente. Se trata de un estudiante de secundaria impopular llamado Jeremy Heere que es considerado un perdedor por sus compañeros. Un estudiante promedio que intenta sobrevivir en la escuela secundaria acompañado de un amigo sin carisma y muchos videojuegos, hasta que un día un amigo le cuenta cómo logró su ascenso de tan impopular a la popularidad.

Tomando una píldora llamada “Procesador Intel de unidad súper cuántica”, un «SQUIP», que contiene una computadora que se implanta dentro del cerebro del usuario y le dice qué hacer y que decir en toda ocasión. Jeremy la compra y la traga con un vaso de naranjada. Se supone que esta píldora computadora lo ayudará a conseguir una cita con Christine, la invitación a grandes fiestas y en general convertirlo en el más popular, que es lo que en realidad sucede. Jeremy disfruta de todo ello, hasta que se da cuenta que no valía la pena correr el riesgo.

Compartir

#, #, #

Más sobre Arte y Espectáculo