“El violinista en el tejado” en el Teatro Hebreo

Estrena en el verano uno de los musicales más exitosos del mundo dirigido por Natan Datner, con el coreógrafo Avichai Hacham, el director musical Iosi Bin Nun y un elenco de 40 actores.

Chiquita Levov – Texto y fotos

En el marco del próximo estreno del musical “Violinista en el Tejado” (Kanar Al Hagag) Gadi Zedaka, director y fundador del Teatro Hebreo, nos invitó a un ensayo en el que se interpretaron varios de los números musicales del mismo, que son parte de la versión que saldrá al aire en julio. Zedaka dijo: “Estamos orgullosos de presentar ´El violinista´ este verano, la obra de teatro más importante jamás escrita sobre el mundo judío, y que revela el humor, la sabiduría, la inteligencia y la modestia que caracteriza ese mundo”. Esta es una producción sin precedentes que se presentará el próximo verano en el Heijal Hatarbut (Salón de Cultura) de Tel Aviv y en el Teatro del Norte que es el nuevo hogar del Teatro Hebreo.

Datner “Tuvia” y Sade “Golda”

En esta ocasión nos encontramos con el directo, Natan Datner, quien nos habló de la pieza en la que además interpreta al personaje de Tuvia el Lechero. Junto a él encontramos al coreógrafo Avichai Hacham, a la primer actriz Sandra Sade en el rol de Golde y al director musical Yossi Ben-Nun, que también dirigirá la orquesta en vivo que acompañará a la obra. Esta producción es muy grande y cuenta con cerca de 40 participantes.

Las tres hijas de Tuvia

Datner nos invitó a ver un ensayo del musical y confesó su gran emoción al ser el director de la obra, pero también su protagonista principal. Habló sobre la obra contando que es una creación de tres judíos que emigraron a Estados Unidos basada en las historias de los habitantes del “shtetl” o aldea judía en la Rusia Imperial. Ellos son Jerry Bock, Sheldon Harnick, y Joseph Stein. Cuando la crearon en 1965 no se imaginaban el gran éxito que tendría en el futuro. Es una pieza que se ocupa del “Shtetl”, la aldea judía, cuya trama escrita entonces y basada en varios de los cuentos tales como “Tuvia y sus hijas” y otros que Shalom Aleijem escribió por el año 1903, es todavía muy relevante en nuestros días.

Agregó que trata el tema de la familia, los hijos, pero principalmente de la tradición y el judío errante. En esta versión todo ello está enmarcado por una escenografía muy especial, muy abierta “porque en la aldea judía de aquella época todos saben todo sobre todos los habitantes”. El vestuario es también característico de la época. La idea en la construcción modular de la escenografía es que se pueda presentar el musical en varios escenarios. No solo los grandes teatros.

La boda

Recordemos que la historia se centra en Tuvia, un lechero del pueblo de Anatevka, que intenta mantener su religión judía, tradiciones religiosas y culturales a medida que las influencias externas invaden la vida de su familia. Debe hacer frente a la fuerte voluntad de sus tres hijas mayores que desean casarse por amor y romper con las tradiciones pues eligen maridos nada aceptables para Tuvia. Un edicto del zar finalmente expulsa a los judíos de su aldea.

El “Teatro Hebreo” fue fundado en 1996 por la pareja Gadi Tzedaka y Pnina Bart, sus directores artísticos, con la visión de que a través de este teatro podrían llevar a la audiencia de todo el país un repertorio de obras israelíes originales, que fueran relevantes para la realidad local y mostrando la vida aquí, en el Estado de Israel. Sus objetivos más importantes son la cultura hebrea y ser un marco creativo para los mejores artistas y actores del país.

Compartir

#, #, #

Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Telegram Aurora

Más sobre Arte y Espectáculo