El periodista Danny Fenster afronta otra acusación en Birmania

El reportero judío estadounidense Danny Fenster, detenido en mayo por las autoridades militares de Myanmar, fue acusado de un nuevo delito -sin especificar- vinculado con la Ley de Asociación Ilícita

Danny Fenster en Myanmar Foto vía REUTERS

«Fue acusado otra vez por la sección 17 (1) de la Ley de Asociación Ilícita», indicó el letrado Than Zaw Aung a través de un correo electrónico.

Fenster, editor del portal de noticias birmano Frontier Myanmar, fue detenido el pasado 24 de mayo cuando se disponía a abandonar Birmania y fue acusado de violar el artículo 505a del Código Penal, enmendado por la junta militar para usarlo contra los opositores al golpe de Estado del pasado 1 de febrero.

El artículo castiga con un máximo de 3 años de cárcel la difusión de información falsa, causar miedo o la incitación a cometer un delito contra un funcionario.

Entre 2019 y 2020, Fenster fue editor de otro medio, Myanmar Now, ilegalizado tras el golpe militar.

Otros tres periodistas extranjeros, el estadounidense Nathan Maung, el polaco Robert Bociaga y el japonés Yuki Kitazumi, fueron detenidos anteriormente por la junta militar, pero ya han sido deportados a sus respectivos países

Desde el golpe de Estado, más de un centenar de periodistas han sido detenidos por las fuerzas de la junta militar, de los que 53 continúan bajo arresto, según datos de la ONG Reporteros Sin Fronteras.

Según la Asociación para la Asistencia de los Prisioneros Políticos, al menos 1.158 personas han muerto debido a la represión de la junta militar, mientras que 8.743 han sido detenidas, incluida la líder de facto y nobel de la paz, Aung San Suu Kyi.

El golpe liderado por el general Min Auna Hlaing ha sumido al país en una crisis política, social y económica, así como en una espiral de violencia con el nacimiento de nuevas milicias civiles que han exacerbado la guerra de guerrillas que sufre el país desde hace décadas.

Según información compilada por ANFREL, una ONG de observadores internacionales, al menos 32 personas murieron y otras 12 resultaron heridas la semana pasada debido a la detonación de 60 bombas que también destruyeron 22 torres de telecomunicaciones de Mytel, una compañía controlada por los militares.

El Ejército birmano justifica el golpe por un supuesto fraude electoral en los comicios del pasado noviembre, en los que arrasó el partido liderado Suu Kyi, como ya hiciera en 2015, y que fueron considerados legítimos por los observadores internacionales. EFE y Aurora

Compartir

#, #, #, #

Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Telegram Aurora

Más sobre Mundo Judío