22 julio, 2020

El neonazi que atacó una sinagoga alemana mató a una transeúnte para contentar a su público

El neonazi acusado de intentar causar una masacre en la sinagoga de la ciudad de Halle en octubre de 2019 reconoció hoy, en el arranque del juicio, que mató a su primera víctima «para que no se rieran todos de él», en referencia al público que seguía su retransmisión en directo. Stephan Balliet, de 28 […]

Stephan Balliet comparece ante el tribunal de Magdeburgo Foto: Imago Images vía REUTERS

El neonazi acusado de intentar causar una masacre en la sinagoga de la ciudad de Halle en octubre de 2019 reconoció hoy, en el arranque del juicio, que mató a su primera víctima «para que no se rieran todos de él», en referencia al público que seguía su retransmisión en directo.

Stephan Balliet, de 28 años, compareció ante la audiencia de Magdeburgo (este de Alemania) nueve meses después de que fracasara su intento de atentar contra una sinagoga el día de Yom Kippur (el más sagrado del calendario judío), un hecho que le llevó a emprender un tiroteo que costó la vida a dos transeúntes.

En la primera jornada del juicio, rodeada de gran atención mediática, la jueza interrogó a Balliet con respecto a su historia familiar y juventud, reprendiéndole en varias ocasiones por su lenguaje racista y antisemita.

De acuerdo con la cadena de televisión NTV, Balliet admitió que su propósito era asesinar al máximo número posible de personas que según él no tuviesen origen alemán, algo en lo que sin embargo «fracasó estrepitosamente», según declaró.

Tras intentar abrir por la fuerza la puerta de la sinagoga, Balliet sufrió, en sus palabras, un «cortocircuito» cuando se le acercó la que sería su primera víctima, Jana L., de 40 años, y le disparó «porque si no lo hubiera hecho, todos se hubieran reído de mí».

Balliet retransmitió en directo todo el ataque con el fin de servir de inspiración a otros individuos de ideología similar y que «no se sintieran solos», según señaló en el juicio.

El neonazi mató después a Kevin S., un joven de 20 años que se encontraba en un establecimiento cercano de comida rápida y al que tomó por extranjero; tras ello se dio a la fuga y fue detenido unas horas más tarde tras haber dejado a varios heridos a su paso, incluido un policía.

Balliet, un hombre solitario que vivía con sus padres y no trabajaba, se radicalizó por internet. Ante las preguntas de la jueza por el motivo de sus actos, citó diversas teorías de la conspiración relativas a un nuevo orden mundial presuntamente promovido por los judíos.

La fiscalía le imputa, entre otros delitos, doble asesinato, intento de asesinato múltiple, lesiones físicas e incitación a la violencia, por lo que se podría enfrentar a una sentencia de cadena perpetua. EFE

Compartir

#, #, #, #, #

Más sobre Mundo Judío