El Museo de las Tierras Bíblicas de Jerusalén presenta una nueva exposición de arte contemporáneo que refleja el contexto israelí

Curada por Noa Arad Yairi, "Astilla de la Tormenta" incluye más de 40 obras de escultura, cerámica, fotografía, pintura y nuevos medios de 20 artistas, Foto: Impresión de una fotografía de Yael Ilan/2023/Government Press Office.Curada por Noa Arad Yairi, "Astilla de la Tormenta" incluye más de 40 obras de escultura, cerámica, fotografía, pintura y nuevos medios de 20 artistas, Foto: Impresión de una fotografía de Yael Ilan/2023/Government Press Office.

Astilla de la tormenta es una exposición de 20 artistas que se inaugurará el 2 de febrero.

Esta semana, el Museo de las Tierras Bíblicas de Jerusalén inaugurará su nueva exhibición, Astillas de la tormenta. A partir del 2 de febrero el público podrá asistir a una exposición que tiene más de 40 obras de 20 artistas de arte contemporáneo, que busca reflexionar sobre la conexión histórica y estética del pasado con el presente a través del material, utilizando artefactos antiguos de la colección permanente del museo.

Astillas de la tormenta fue curada por Noa Arad Yairi, y de ella participaron fotógrafos, ceramistas, escultores y pintores. La idea apareció cuando el museo retiró sus artefactos antiguos e irreemplazables de la galería principal para resguardarlos después del 7 de octubre. El lugar también se convirtió en refugio para familias desplazadas y también funcionó como una escuela temporal para niños con necesidades especiales. 

El museo inició una colaboración con artistas de los Estudios Sam Spiegel, que trabajaron como voluntarios para dirigir talleres de arte para evacuados. Risa Levitt, directora ejecutiva del museo, explicó que “con esta colaboración, vi las obras actuales de los artistas en exhibición en su estudio y pensé que sería interesante albergar estas piezas en nuestro espacio de galería vacío”.

Además, Levitt agregó que “en lugar de esas valiosas antigüedades, muchas de las cuales provienen de períodos desafiantes en nuestra historia antigua, ahora tenemos expresiones de nuestra realidad actual, amplificando el pasado en el momento presente”.

Además, la curadora explicó que les pidió a los artistas que “contribuyeran con piezas que se conectaran con la agitación y la atmósfera caótica tanto antes como durante la guerra”, y a partir de eso, “muchas de las piezas reflejan un sentido de urgencia, simplemente no hay tiempo para óleo sobre lienzo en este momento inestable”.

Compartir
Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios