El ministro de Salud de Israel culpó a los no vacunados de la saturación de los hospitales

Nitzan Horowitz se manifestó en medio de una alarmante suba de cifras en los casos graves por COVID-19.

Nitzan Horowitz arriba a la Residencia Presidencial Foto: Haim Zach GPO Wikimedia CC BY-SA 3.0

El ministro de Salud, Nitzan Horowitz, apuntó contra las personas no vacunadas contra el COVID-19 por la situación de saturación que se vive en los centros médicos. El funcionario habló con los medios en la misma semana que el país registró su mayor número de pacientes gravemente enfermos desde el estallido de la pandemia.

Horowitz le dijo a la emisora Kan que esta cifra se debió a personas que no habían sido vacunadas y “se han provocado una enfermedad grave por sí solas”.

El ministro dijo que si bien el pico de la ola actual parece haber pasado, aún quedan muchos desafíos. “Vemos una disminución diaria en el número de nuevas infecciones”, dijo. “La pandemia está disminuyendo y, aún así, no es motivo de celebración”.

El director general del Ministerio de Salud, Nachman Ash, dijo el martes en una entrevista radial que la presión sobre los hospitales «tiene un alto precio».

“Nos cuesta en vidas humanas y en la carga que recae sobre el personal médico”, dijo, y señaló, sin embargo, que si bien “toda muerte es dolorosa, debemos recordar el otro lado de la ecuación: cerrar la economía e imponer restricciones duele a mucha gente”.

Refiriéndose a la subvariante BA.2 de Omicron, Ash dijo: “Actualmente, no hay señales que indiquen que se está propagando. Seguirán apareciendo nuevas variantes. Una de las cosas más importantes que debemos hacer es prepararnos: seguir su desarrollo y evaluar el peligro que representan”.

Al día de hoy, había 1.161 pacientes hospitalizados con COVID en estado grave, incluidos 288 pacientes con ventiladores, según el Ministerio de Salud. El número de muertos desde el inicio de la pandemia se sitúa en 9.226, con 282 muertos en la última semana.

Cerca de 44.000 israelíes dieron positivo el lunes, de 181.947 pruebas, con una tasa de positividad del 24%.

Según las estadísticas del Ministerio de Salud, entre los pacientes graves con COVID mayores de 60 años era 12 veces más probable que no estén vacunados. Hasta el martes, el 54% de todos los pacientes con COVID en estado grave no fueron vacunados con un refuerzo.

Varios grandes hospitales han informado de una grave escasez de sangre por falta de donaciones, y se advirtió que la falta continua puede hacer que los pacientes no reciban el tratamiento que necesitan.

La organización de emergencia nacional de Israel, Magen David Adom, señaló que la escasez se debe principalmente a las unidades de sangre tipo O e instó al público a “donar sangre y ayudar a salvar vidas”.

Compartir

#, #, #, #

Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Telegram Aurora

Más sobre Actualidad