El Ministro de Defensa de Israel aboga por que los ultraortodoxos sirvan en el Ejército

Yoav Gallant Foto: Avi Ohayon / GPO vía Facebook

El ministro de Defensa, Yoav Gallant, abogó por que todos los sectores de la sociedad israelí, incluidos los ultraortodoxos, sean reclutados para el servicio militar, lo que consideró una «necesidad nacional» durante la guerra en la Franja de Gaza.

Durante décadas, los judíos ultraortodoxos han mantenido una exención casi general a cumplir con el servicio militar obligatorio si se dedican a los estudios religiosos.

“Para lograr los objetivos de la guerra, manejar las amenazas de Gaza, el Líbano, Judea y Samaria (Cisjordania), y prepararnos para las amenazas emergentes del este, necesitamos unidad y asociación en las decisiones sobre nuestro futuro”, afirmó Gallant en una conferencia de prensa.

El ministro reaccionó así a un debate candente ahora mismo en Israel y un tema que está dilucidando la Corte Suprema desde el lunes, cuando comenzó una audiencia para decidir al respecto a petición de varias organizaciones de la sociedad civil como el Movimiento para un Gobierno de Calidad, el grupo de reservistas Hermanos en Armas o Madres en el Frente, compuesto por familiares de soldados en activo.

Un grupo de 170 exgenerales y altos mandos de las fuerzas de seguridad se han unido a esta petición a favor del reclutamiento de los judíos ultraortodoxos, que representan el 13 % de la población, pero es el sector que más crece.

«Hoy en día, existe una necesidad nacional real de extender el tiempo de servicio de los soldados del ejército permanente y de extender el período de servicio de los reservistas», indicó en referencia a los planes anunciados por las Fuerzas de Defensa de Israel este mes para alargar el período de servicio.

La exención militar para los judíos ultraortodoxos no es una ley, sino una disposición ejecutiva que se prolonga periódicamente y que existe desde el nacimiento del Estado de Israel, aunque hay varias sentencias judiciales que indican que viola el principio de igualdad que rige en la ley básica israelí.

Se estima que en estos momentos hay 66.000 jóvenes haredíes o ultraortodoxos en edad de cumplir el servicio militar, lo que equivale a cinco divisiones de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI).

Gallant señaló que «la carga del servicio militar» ha sido un desafío para Israel durante 75 años, pero ahora llega «en una época de guerra sin precedentes en 75 años».

«Por lo tanto, estamos obligados a llegar a nuevos acuerdos y tomar decisiones que no habíamos tomado en 75 años», agregó.

El recurso sobre la exención militar de los jaredíes sigue abierto en la Corte, que el lunes pidió al Gobierno que dé argumentos sobre por qué una resolución gubernamental, aprobada en junio de 2023 por nueve meses y que garantizaba la exención de los estudiantes ultraortodoxos, no debería ser anulada.

Le ha dado hasta finales de marzo para presentar sus argumentos.

«Apreciamos a quienes dedican sus vidas a aprender la Torá. Sin embargo, sin existencia física, no hay existencia espiritual. Nuestros desafíos de seguridad demuestran que todos deben soportar la carga del servicio», indicó Gallant.

Gallant reclamó a su gobierno un proyecto de ley que obligue al reclutamiento de toda la sociedad, algo «esencial para ganar la guerra».

«Esto no es un asunto partidista. No es una cuestión sectorial. Esta es una cuestión de seguridad nacional de suma importancia», añadió. EFE y Aurora

Compartir
Subscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

7 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios