El líder del Estado Islámico confía en la victoria en Mosul

3 noviembre, 2016
Foto: Youtube

El líder del Estado Islámico (EI), Abu Bakr al Bagdadi, pidió a sus combatientes que no se rindan durante la batalla actual en la ciudad de Mosul, la «capital» de los terroristas en Irak.

«Hoy el Estado Islámico libra una gran jihad (guerra santa) que solo aumenta nuestra fe», dijo Al Bagdadi en un audio de 31 minutos publicado en foros jihadistas, el primero en un año que difunde.

El autodeclarado califa, que se cree continúa en Mosul y al que varias veces se ha dado por muerto o herido, subrayó que «conservar el territorio con honor es mil veces más fácil que retirarse en la vergüenza».

«Esta guerra es vuestra guerra», insistió Al Bagdadi, quien urgió a convertir la vida de sus enemigos en un infierno: «Conviertan su sangre en ríos», dijo.

Durante su alocución, el líder jihadista lanzó un mensaje a los suníes de Irak, la misma rama del islam de su grupo, a los que pidió que renuncien a «sus partidos y dirigentes» y se unan al Estado Islámico.

«Los suníes de Irak aún están como espectadores y silenciosos pese al maltrato y la humillación que sufren del Gobierno chií», lamentó Al Bagdadi, en un intento de ganar más adeptos a sus filas.

También se dirigió a los musulmanes de países de Asia, Oriente Medio y África en los que hay actividad jihadista, asegurando que ellos son «la base del islam» y alabando que «sorprendieron a los infieles con su jihad».

Al Bagdadi no olvidó lanzar sus dardos contra Occidente, en concreto Europa, a la que calificó de «cuna de los cruzados» y acusó de intentar «invadir la tierra del islam y los musulmanes».

El máximo dirigente del Estado Islámico ha difundido pocos mensajes desde que proclamara en junio de 2014 un califato en los territorios bajo el control de su grupo en Irak y Siria.

En diciembre de 2015, Al Bagdadi amenazó a Israel, al que advirtió de que sus combatientes se están acercando: «No vais a sentir tranquilidad en Palestina jamás, y Palestina no va a ser vuestra tierra ni vuestra casa», subrayó.

Meses antes, en mayo de ese año, aseguró en otro audio que «el islam es la religión de la guerra» y no de la paz, incidiendo en que la guerra actual no es del Estado Islámico sino de «todos los musulmanes».

Destacado fue asimismo su mensaje de noviembre de 2014, cuando aceptó la adhesión de otros grupos extremistas de Arabia Saudita, Yemen, Egipto, Libia y Argelia, y anunció la expansión de su califato a estos países.

Su primera aparición pública fue a principio de julio de 2014 en Mosul, donde durante el rezo del viernes en una mezquita urgió a continuar con la jihad.

La campaña militar para arrebatar al EI Mosul y los territorios que aún controla en la provincia de Nínive fue lanzada el pasado 17 de octubre por las tropas iraquíes y las kurdas «peshmergas», y recientemente se sumaron a la batalla la milicia chií Multitud Popular.EFE

 

Compartir
Subscribirse
Notificarme de
guest
9 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios