2 febrero, 2021

El jefe de Estado Mayor dispone a la nueva Administración de EEUU para un mejor trato con Irán

En un discurso ofrecido ante la 14a Conferencia Anual del Instituto para Estudios de Seguridad Nacional (INSS), el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), teniente general Aviv Kochavi, se refirió al acuerdo nuclear con Irán y aclaró que «Volver al acuerdo del año 2015 con Irán, o incluso a […]

Teniente general Aviv Kochavi Foto: INSS vía Alma

En un discurso ofrecido ante la 14a Conferencia Anual del Instituto para Estudios de Seguridad Nacional (INSS), el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), teniente general Aviv Kochavi, se refirió al acuerdo nuclear con Irán y aclaró que «Volver al acuerdo del año 2015 con Irán, o incluso a un acuerdo similar con algunas mejoras es malo, está mal».

Las declaraciones de Kochavi han sido criticadas en los medios israelíes y muchos han afirmado que podrían dañar el establecimiento de relaciones con la nueva Administración en Washington, que dicho claramente que tiene la intención de volver a las negociaciones con Irán sobre la cuestión nuclear.

Sin embargo, en nuestra opinión, las palabras de Kochavi fueron planificadas y coordinadas con el primer ministro [Benjamín] Netanyahu y no deberían ser criticadas tan rápidamente. Su objetivo como jefe del Estado Mayor israelí es crear mejores condiciones para que Biden negocie con los iraníes. Es claro que Israel no puede impedir que la Administración Biden negocie con los iraníes sobre la cuestión nuclear. También es claro que la capacidad de Israel para influir en el resultado de estas negociaciones es limitada.

Pero, en una situación en la que un jefe de Estado Mayor israelí dice claramente que Israel se está preparando para la opción militar y no aceptará otro acuerdo, está presionando a los iraníes para que acepten lo que la Administración Biden tiene para ofrecer en lugar de discutir por un trato más favorable, porque la alternativa es una respuesta israelí. Y esta es exactamente la lección del acuerdo anterior. Dado que ambas partes dejaron en claro que la opción militar no estaba sobre la mesa, no hubo influencia sobre Irán y fue difícil conseguir un mejor trato. Ahora, incluso antes de que se discuta un acuerdo, Israel ha dejado en claro que no aceptará ninguna amenaza a su seguridad, algo que Biden puede aprovechar y usar como herramienta para presionar a los iraníes para que hagan concesiones en temas importantes como la efectividad de supervisión, cronogramas y el plan militar.

Finalmente, es importante aclarar: el hecho de que las FDI se estén preparando para la opción militar no significa que las FDI estén interesadas en implementarla. La misión del ejército israelí es posponer la guerra y al mismo tiempo prepararse para ella – estas dos misiones se reflejan en la estrategia de seguridad de las DFI en los últimos años conocida como MBM: la guerra de entreguerras (campaña de entreguerras) cuyo propósito es prevenir riesgos al Estado de Israel sin escalar hacia una guerra. Impedir por completo el programa nuclear militar de Irán: Israel no se opondrá a ello. Sin embargo, es importante recordar que a medida que Irán continúa su cuenta regresiva para la destrucción de Israel, se requieren mecanismos de supervisión, que no estén basados en la confianza, sino en la ausencia de ella al ver la continua actitud violenta y radical del otro lado.

Fuente: Alma Research and Education Center

Traducción: Eli Zyman

Compartir

#, #, #, #

Más sobre Diplomacia y Defensa

Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios