El humorista argentino Roberto Moldavsky desembarca en Madrid

«Hay un humor que puede entender todo el mundo porque habla de lo que somos todos», sostiene el humorista judeo argentino Roberto Moldavsky, conocido por sus programas de radio y televisión «Bravo Continental» y «La Peña de Morfi», y que ahora se presenta con un espectáculo en Madrid. «Hacia el humor, que puede ser un […]

Roberto Moldavsky Foto: Facebook

«Hay un humor que puede entender todo el mundo porque habla de lo que somos todos», sostiene el humorista judeo argentino Roberto Moldavsky, conocido por sus programas de radio y televisión «Bravo Continental» y «La Peña de Morfi», y que ahora se presenta con un espectáculo en Madrid.

«Hacia el humor, que puede ser un buen ejercicio de denuncia si el foco se pone en el victimario, no en la víctima, hay una exigencia que no hay en otros ámbitos, los humoristas nunca somos la causa del problema», afirma el artista, que actúa el día 21 en el Teatro Maravillas.

Su espectáculo empezó teniendo cinco minutos de monólogo sobre política y ha llegado a media hora, «y podría dar para más», asegura sobre sus chistes políticos, en los que promete que introducirá guiños a España: «sí, tengo algunas de las frases de (el ex presidente del Gobierno, Mariano) Rajoy, es imposible no reírse con ello», afirma.

La música también está presente en su espectáculo con cuatro músicos: «está totalmente integrada, yo hablo de lo dramáticos que son todos los tangos y la banda los interpreta para demostrarlo».

Moldavsky cree que la comedia «debería acompañar a los cambios positivos» y se debería empezar por asumir que «todos hemos sido criados en sociedades machistas, homófobas y xenófobas», para, a partir de ahí, «intentar mejorar y tratarlo todo con la naturalidad que tiene».

Lo suyo del humor, dice, le viene de familia: «mi padre era un contador de chistes fantástico, y mi madre iba siempre muy alegre, siempre cantando».

De familia le viene también la ascendencia judía, condición que le llevó a vivir en Israel 10 años a la edad de 21: «ahora he vuelto a actuar allí; hay una comunidad latina muy importante».

También ha actuado en hebreo pero, se ríe, «es un público difícil aunque al final nos entendamos porque todos vivimos situaciones parecidas».

Su principal referente es el también judío Woody Allen, porque, explica, «hace un humor muy judío que logra ser universal».

También siente muy cercanos a los Monty Python, los hermanos Marx, Gila y, por supuesto, Les Luthiers: «a veces los chicos me preguntan ‘¿esto no es muy Les Luthiers?’. ‘Ojalá’, respondo».

Respecto al éxito, sobre todo en Argentina, se declara encantado: «Yo no lo analizo, yo lo vivo y disimulo que no está pasando, por si se acaba», ríe a la vez que recuerda sus años como vendedor de abrigos «en eso era el mejor, pero yo siempre quise dedicarme a esto». EFE

Compartir

#, #, #

Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Telegram Aurora

Más sobre Arte y Espectáculo