El cañón blanco, una de las atracciones del desierto de Neguev

Desde arriba tiene unas vistas espectaculares para cualquier turista.

Foto: Gal Twig

El desierto de Neguev no es solo un desierto en sí. Ciudades perdidas y descubiertas, paisajes de primer nivel y actividades para hacer por demás. Todo eso y más presenta esta parte de Israel.

Entre las atracciones más impresionantes para disfrutar, se encuentra el famoso cañón blanco. Allí hay un oasis natural en el medio del lugar que mide 100 metros de largo y entre dos y cinco metros de ancho.

Sumergido en roca caliza blanca y brillante, la misma se llena de agua. Esta puntual acción hace que los turistas o curiosos que se acercan vean un espectacular escenario para abajo y para arriba.

Y esto no es todo: por el agua que atraviesa todo el cañón blanco, se puede realizar diferentes actividades acuáticas. Entre estas, el kayak es el más frecuente y sencillo.

Compartir

#, #

Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Telegram Aurora

Más sobre Cultura