23 noviembre, 2021

El ataque con disparos en Jerusalén: ¿una escalada?

El domingo 21 de noviembre por la mañana, un miembro armado de Hamas abrió fuego en las callejuelas de la Ciudad Vieja de Jerusalén, asesinando a un civil e hiriendo a otros tres.

Metralleta empleada en el ataque terrorista en Jerusalén Foto: Policía de Israel

Por el Dr. Kobi Michael

El atacante usó un subfusil, lo cual es bastante raro en estos días, en tanto que la mayoría de los ataques recientes fueron apuñalamientos con cuchillos.

El terrorista, que fue neutralizado en la escena, era relativamente mayor (unos 42 años) y las especificaciones iniciales indican que era un hombre de religión.

Este ataque es otro registro de las crecientes tensiones en Jerusalén Este, que no necesariamente aparecen en los titulares todos los días, pero se han estado calentando y ebullendo en la superficie en varios puntos críticos, incluida la Puerta de Damasco, el complejo de al-Aqsa y el vecindario de Sheikh Jarrah.

Hay varias razones para este estallido; la continua fricción entre las fuerzas policiales y los jóvenes palestinos en la Puerta de Damasco; el creciente fenómeno de los judíos que rezan en el Monte del Templo, que la Waqf percibe como una provocación; y los desarrollos problemáticos en el vecindario de Sheikh Jarrah en los cuales la Autoridad Palestina y Hamas han alentado a los inquilinos a evitar su desalojo rechazando cualquier compromiso ofrecido por los tribunales israelíes.

Además, Hamas continúa sus esfuerzos para apalancar su estatus e influencia en la arena palestina con respecto a Jerusalén.

La creciente competencia y rivalidad entre Hamas y la Autoridad Palestina exige que cada grupo adopte una postura dominante sobre este tema, lo que resulta no solo en un creciente discurso dentro de la comunidad palestina en todo Israel y más allá, sino también en una peligrosa escalada liderada por Hamas, con la Autoridad Palestina siendo arrastrada a eso.

Las inmediatas manifestaciones de apoyo de Hamás a cualquier ataque, incluido el incidente del domingo, junto con la falta de una mano orientadora y una visión amplia y completa por parte de Israel, se están convirtiendo en la infraestructura conceptual y motivacional para futuros ataques, que inevitablemente escalarán más allá de Jerusalén.

Jerusalén ya no es solo una ciudad mixta.

Jerusalén es un centro de sensibilidad e incluso explosividad que requiere responsabilidad y políticas que se basen en una comprensión amplia y completa del área, especialmente en lo que respecta a la conducta coordinada y sincronizada en los centros de fricción.

Es dudoso que uno realmente comprenda la complejidad de la situación, y aún más dudoso es que alguien esté tratando de formular una política general o una estrategia de acción para resolver esta situación.

Fuente: INSS The Institute for National Security Studies

Compartir

#, #, #, #, #

Más sobre Diplomacia y Defensa