El aeropuerto que se convirtió en un símbolo contra el gobierno de Erdogan

La decisión del gobierno turco de demoler las pistas del aeropuerto Ataturk de Estambul lleva varios días causando revuelo político en Turquía.

Aeropuerto Ataturk de Estambul Foto: Ji-Elle Wikimedia Commons CC BY-SA 3.0

Por Remi Daniel

El Aeropuerto Ataturk ha sido el principal aeropuerto de Estambul hasta que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, decidió construir uno nuevo, como parte de los “grandes proyectos” que ha impulsado, posicionándolo como una figura clave en la historia de la República de Turquía.

Se suponía que el nuevo aeródromo sería uno de los más grandes del mundo; pero mientras tanto, en parte debido a la pandemia de COVID-19, aún no ha alcanzado el pico esperado.

La oposición reclama que el aeropuerto fue construido lejos de la ciudad y en una ubicación problemática debido a los fuertes vientos de la zona que interfieren con los despegues y aterrizajes.

Mientras que el Aeropuerto Ataturk estaba conectado a las líneas de transporte público; llegar al nuevo aeropuerto es más difícil.

Así, el proyecto simboliza también los déficits de la grandiosa política económica de Erdogan, de proyectos caros sin suficiente expectativa económica, que no consideran adecuadamente las necesidades del público.

Se estima que el propósito de demoler las pistas del antiguo aeropuerto es asegurar que no compitan con el nuevo aeródromo y complacer a los posibles inversionistas del Golfo, que se espera participen en su operación.

La demolición tocó otro punto sensible en Turquía, ya que Erdogan ha estado tratando recientemente de hacer frente a la grave crisis económica que atraviesa su país a través de la recaudación de fondos y las inversiones de los estados del Golfo.

La oposición turca ve esto como una «venta de liquidación» y una violación de la soberanía de Turquía provocada por la incapacidad del presidente para gestionar la economía.

Además, la decisión del gobierno de no trasladar el nombre «Ataturk», el nombre del fundador de la República Turca, al nuevo aeródromo y la demolición del antiguo campo son vistas por los opositores a la medida como otro paso en la guerra cultural, dividiendo la política turca, entre los partidarios pro-occidentales y seculares de Ataturk y los elementos conservadores e islámicos en el país.

Por todas estas razones y dado que en Turquía también están previstas elecciones generales dentro de aproximadamente un año, la oposición organizó manifestaciones frente al aeródromo, planteó el tema en el parlamento y logró convertir el destino del Aeropuerto Ataturk en un símbolo de lo que, según ella, representa todo lo malo del gobierno de Erdogan.

Los altos tonos alcanzados en el debate, sobre un supuesto tema marginal, apuntan a la profundidad de la controversia política dentro de Turquía y señalan que la campaña política para reemplazar a Erdogan o continuar su mandato será probablemente dura.

Fuente: INSS The Institute for National Security Studies

Ercan Karakaş – https://www.jetphotos.com/photo/6225683  GFDL vía Wikimedia Commons

Compartir

#, #, #

Subscribirse
Notificarme de
guest
3 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Telegram Aurora

Más sobre Medio Oriente