Einat Kalisch Rotem, la primera mujer que lidera Haifa

Einat Kalisch Rotem es la nueva alcaldesa de Haifa. Fue elegida en las últimas elecciones de noviembre 2018, junto con otras 14 mujeres en diversas ciudades de Israel para dirigir sus ciudades por los próximos 5 años.  “Objetivamente, creo que Haifa es la ciudad más bonita de Israel” comentó Kalisch, la cual nació, creció y se formó profesionalmente en la ciudad costera al norte del país.

Tuve la oportunidad de conocerla y dialogar personalmente, en el marco del Día Internacional de la Mujer, en un programa organizado por el Jerusalem Press Club, que tuvo como objetivo conocer mujeres en Haifa que lideran proyectos para mejorar el status de la mujer en la ciudad.

La alcaldesa nos recibió cálidamente en la Municipalidad, nos dedicó un poco de su tiempo en su ocupada agenda y pudimos tener un diálogo enriquecedor e inspirador gracias a su calidez y su naturalidad. Una mujer que lidia con temas muy complejos en la ciudad, pero que claramente los maneja con inteligencia, tranquilidad y profesionalismo.

Kalisch tiene una formación profesional y académica de muy alto nivel. Estudió su licenciatura en Arquitectura en el Tejnion de Haifa, tiene una maestría en Planificación Urbana por la misma institución y un doctorado por el Instituto Tecnológico de Zurich en Planificación del Espacio Público. Por muchos años estuvo en el sector privado, y en los últimos cinco sirvió como representante del Partido Laborista  en el Consejo de la Ciudad.

Decidió contender por la alcaldía debido a que tiene una visión la cual ha estado formando durante varios años: hacer de Haifa una ciudad sustentable y progresiva.

En cuanto a su campaña política, Kalisch hizo todo lo contrario a la forma tradicional. No se basó en mensajes políticos, si no profesionales, claros y con planes de acción prácticos. Comenzó hablando con la gente, directamente en sus casas. Primero se reunió con cinco personas alrededor de una mesa en la sala, posteriormente en un salón con cincuenta personas y así continuó hasta juntar a doscientas en una noche.

Al parecer, a los ciudadanos de Haifa les gustó la visión de Kalisch, y decidieron a escoger a una profesional y no a un político.

La alcaldesa representa una generación diferente de personas que llegan a puestos de liderazgo en la política. Son profesionales, por lo que no entran a la política solo para hacer política, sino que quieren llevar a cabo un plan específico y utilizan el status de político para implementarlo. Lo interesante es que los ciudadanos los eligen porque quieren soluciones prácticas y eficientes. Quieren alejarse cada vez más de la burocracia y ver cambios inmediatos.

Einat Kalisch, alcaldesa de Haifa, durante un encuentro con periodistas en la sede municipal. / Foto: Ofer Laszewicki

 ¿Cómo afecta el hecho de ser mujer en tu liderazgo? ¿eres feminista?

Preguntada por la condición de ser una mujer con liderazgo, Kalisch contestó que “la gente no me eligió por ser mujer, estoy orgullosa de ello pero no es un tema central para mí. Creo en las mujeres y en sus habilidades para hacer la mejor labor, las mujeres realizan las tareas de la mejor forma posible”

“Me parece que en la campaña la gente no sabía como lidiar con una candidata mujer” comentó. Es la primera vez que en Haifa dirige una mujer.

“Los hombres siempre me quisieron “ayudar” a como hablar mejor, como explicar mejor las cosas y como ser mejor en general. Siempre con un tono condescendiente. Tuve paciencia y entendí que voy a tener que lidiar con eso. Aprendí a decir OK, entendí, no gracias.”

A pesar de que en un principio comentó que no es un tema central para ella, a lo largo de la entrevista expresó de forma más sincera sus sentimientos ante el liderazgo de una mujer en su puesto. Aceptó que si hay un tema de género, y que lo trata de pasar por alto para poder avanzar y poder realizar su trabajo de la mejor forma.

Curiosamente, el personal que la acompañaba ese día eran puras mujeres. Ante esta observación, ella aclaró: “estoy a favor de la gente buena y quiero rodearme de ellas” .

En el día anterior, en la reunión del Consejo de la Ciudad y en la ocasión del Día Internacional de la Mujer, felicitó a las mujeres, pero también a los hombres. Claramente, para Kalisch el tema de género no es la bandera de su liderazgo, pero evidentemente es un tema con el cual tiene que lidiar y es más que nada por el entorno en el que tiene que actuar.

 

“Haifa es la ciudad más bonita de Israel”

Kalisch es planificadora urbana, y tiene una visión muy clara de cómo quiere llevar a Haifa a otro nivel. Utiliza como ejemplo las ciudades de Europa, ya que su formación profesional y su doctorado lo realizo en dicho continente.

Quiere renovar la ciudad, y sobre todo mejorar el transporte púbico. Quiere llegar al nivel de Viena. Ella mencionó que el transporte en esa ciudad es perfecto y que Haifa puede llegar a tenerlo si se planifica de forma correcta.

Pretende hacer una Revolución Industrial: eliminar la industria pesada, la cual ha sido la base económica de Haifa desde sus inicios, y además es la razón por la cual es la ciudad más contaminada de Israel.  Su plan es crear una industria sustentable y moderna y renovar el centro urbano, apoyando a emprendedores y trayendo inversionistas que crean en la gente para así mejorar las vías de ingreso.

Cree que el potencial de Haifa se encuentra en el turismo.

“No hay otra ciudad como Haifa. Tiene importancia religiosa ya que cuenta con lugares santos únicos, las playas son preciosas, tenemos parques, museos y restaurantes”.

Haifa se caracteriza por su multiculturalismo y coexistencia. Es una ciudad que desde sus inicios ha mantenido una relación pacífica entre las diversas religiones, y eso es parte fundamental de su DNA.

Cuenta con 300,000 ciudadanos que representan minorías que viven en armonía. Judíos seculares, ultraortodoxos, musulmanes cristianos, Bahaim e incluso una rama del Islam llamada Ahmedim.

“El tema multicultural y de coexistencia es una tema que quiero que el mundo conozca sobre Haifa y es por eso que lucho cada día para evitar que los “aires” violentos de Jerusalén afecten la armonía de la ciudad“, aseveró. Y añadió tajantemente: “un conflicto puede generar dos resultados, odio o solidaridad. Haifa eligió la solidaridad”.

A la pregunta sobre porque no contendió para las próximas elecciones nacionales, explicó que “recibí numerosas invitaciones y mi respuesta fue no. Soy planificadora urbana y mi objetivo es renovar Haifa.  De otra forma, nunca hubiera entrado a la política.”

Rajel Leghziel

Periodista y conferenciante experta en Relaciones Internacionales. Forma parte del “Jerusalem Press Club”, coordinando proyectos con corresponsales extranjeros basados en Israel.

Compartir
Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios