21 diciembre, 2019

EEUU se opone a la decisión de la CPI de investigar a Israel

El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, rechazó la decisión de la fiscal jefe de la Corte Penal Internacional (CPI), Fatou Bensouda, de abrir una investigación por supuestos crímenes de guerra en los territorios controlados por la Autoridad Palestina. “Nos oponemos firmemente a esta y cualquier otra acción que busque atacar a Israel injustamente”, manifestó […]

Mike Pompeo Foto: Departamento de Estado de EE.UU. Flickr Wikimedia Dominio Público

El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, rechazó la decisión de la fiscal jefe de la Corte Penal Internacional (CPI), Fatou Bensouda, de abrir una investigación por supuestos crímenes de guerra en los territorios controlados por la Autoridad Palestina.

“Nos oponemos firmemente a esta y cualquier otra acción que busque atacar a Israel injustamente”, manifestó Pompeo.

«No creemos que los palestinos califiquen como un estado soberano y, por lo tanto, no están calificados para obtener la membresía plena o participar como estado en organizaciones, entidades o conferencias internacionales, incluyendo a la CPI».

«El camino hacia una paz duradera es a través de negociaciones directas», añadió Pompeo en un mensaje de Twitter.

Bensouda había dicho previamente: «Estoy satisfecha de que haya una base razonable para proceder con una investigación sobre la situación en Palestina», refiriéndose a los territorios de Cisjordania (Judea y Samaria), Gaza y Jerusalén oriental, liberados por Israel en la Guerra de los Seis Días de 1967.

La fiscal jefe de la CPI agregó que «hay una base razonable para creer que crímenes de guerra fueron cometidos en el contexto de las hostilidades de 2014 en Gaza» por las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) por lanzar presuntamente ataques desproporcionados y «asesinatos intencionales y deliberadamente causar lesiones graves al cuerpo o la salud … y dirigir intencionalmente un ataque contra objetos o personas que usan los emblemas distintivos de las Convenciones de Ginebra».

También dijo había «una base razonable para creer que los miembros de Hamas y los grupos armados palestinos cometieron … crímenes de guerra» al atacar a civiles y torturar a personas”.

Su declaración sugiere que la CPI podría abrir una investigación e incluso iniciar cargos contra israelíes y palestinos.

El primer ministro, Benjamín Netanyahu, condenó el anuncio de Besouda calificándolo de “escandaloso e indignante”.

“Este es un día oscuro para la verdad y la justicia”, subrayó Netanyahu.

El primer ministro afirmó que “La CPI se ha convertido en un arma política contra Israel y nuestra conexión con nuestra patria. Están tratando de convertir el hecho de que los judíos viven en su patria en un crimen de guerra. Es absurdo. Lucharemos por nuestros derechos y la verdad histórica de todas las formas posibles”.

La Corte Penal Internacional con sede en La Haya fue establecida en 2002, e Israel no ha firmado el Estatuto de Roma, que opera como acta fundacional y lo gobierna, ni integra el organismo.

Netanyahu expresó que la fiscal de la CPI “ignoró totalmente los argumentos judiciales serios” que presentó Israel.

La CPI “no tiene autoridad para juzgar el asunto. Tiene jurisdicción solo en denuncias presentadas por estados soberanos, pero nunca ha existido un estado palestino. No aceptaremos ni aceptaremos esta injusticia. Continuaremos luchando con todas las herramientas a nuestra disposición».

El primer ministro también se expresó indignado que Bensouda “dice que es un crimen, un crimen de guerra, que los judíos vivan en su patria, la tierra de la Biblia, la tierra de nuestros antepasados». La fiscal de la CPI había dicho la política de Israel de asentar a sus civiles en Cisjordania podría constituir un crimen.

En cambio, la Autoridad Palestina recibió con beneplácito la decisión, calificándola de «una medida largamente esperada para avanzar el proceso hacia una investigación, tras casi cinco largos y difíciles años de examen preliminar».

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, declaró: “hemos logrado lo que queríamos. A partir de hoy, la CPI podrá aceptar las denuncias que hicimos en el pasado «.

«Es un día histórico. Todo palestino que haya resultado herido puede presentar una demanda en la corte contra Israel», puso de relieve Abbas.

El grupo terrorista islámico Hamás también acogió con satisfacción la decisión de la fiscal de la CPI, argumentando que «revela el carácter de la ocupación israelí en el sistema internacional [y] la inmensidad de la injusticia cometida contra el pueblo palestino».

Poco antes, el procurador general israelí, Avichai Mandelblit, declaró que la CPI no tiene jurisdicción para abrir una investigación. Mandelblit destacó que los palestinos acudieron a la Haya para «presionar a la Corte para que determine cuestiones políticas que deberían resolverse mediante negociaciones y no a través de procedimientos penales».

El asesor legal del Ministerio de Exteriores de Jerusalén, Tal Becker, apuntó que “hay un esfuerzo palestino para criminalizar el conflicto, donde solo los israelíes tienen obligaciones legales y solo los palestinos tienen derechos. Pero como la historia lo ha demostrado, esto solamente alejará aún más a las dos partes”.

Compartir

#, #, #, #, #, #

Más sobre Diplomacia y Defensa