EEUU restaura exención de sanciones a Irán en la fase final de la negociación nuclear

Washington moderó el impacto de algunas de sus sanciones al programa atómico de Irán, con el objetivo de impulsar las negociaciones sobre el acuerdo nuclear de 2015, que se encuentran en un punto decisivo

Negociaciones nucleares en Viena Foto: Agencia de Noticias Tasnim CC BY 4.0

Un alto funcionario del Departamento de Estado informó de la decisión de «restaurar una exención de sanciones» que permite «la participación de terceras partes en proyectos de seguridad y no proliferación en Irán».

En concreto, esas excepciones a las sanciones estadounidenses permitirán a otros países y a compañías extranjeras trabajar en proyectos civiles en el reactor de agua pesada de Arak, el reactor de investigación de Teherán y la planta nuclear de Bushehr.

«Sin esta exención de sanciones, no puede haber conversaciones técnicas detalladas con terceras partes sobre la disposición de reservas y otras actividades valiosas de no proliferación», aseguró el funcionario, que pidió el anonimato.

La fuente recalcó que el Gobierno del expresidente estadounidense Donald Trump (2017-2021) «proporcionó excepciones similares durante años», incluso después de retirar a Estados Unidos del acuerdo nuclear multilateral en 2018.

No fue hasta mayo de 2020 que Trump eliminó esas excepciones a sus sanciones, y al restaurar ahora ese alivio, Washington simplemente está «volviendo al estatu quo», argumentó la fuente.

«Esto no es una concesión a Irán», insistió el funcionario, quien recalcó que tampoco forma parte de un «quid pro quo» por el que haya extraído algún compromiso de Teherán.

Tampoco es «una señal de que esté a punto de alcanzarse» un acuerdo en las negociaciones para salvar el acuerdo nuclear de 2015, agregó.

Esas conversaciones, que están en su octava ronda, implican a Alemania, Francia, Reino Unido, Rusia, China e Irán, los países que permanecen en el pacto nuclear, conocido formalmente por sus siglas en inglés JCPOA.

Estados Unidos participa de forma indirecta en las negociaciones, cuyo objetivo es generar las condiciones para que Washington se reincorpore al pacto y que Teherán vuelva a cumplirlo plenamente.

«Estamos emitiendo la exención de sanciones ahora por una razón sencilla: permitirá a algunos de nuestros socios internacionales tener conversaciones técnicas más detalladas para permitir una cooperación (de Irán) que consideramos que encaja con nuestros intereses», indicó el funcionario.

Esas conversaciones «son necesarias en las últimas semanas» de las negociaciones en Viena, y la exención de sanciones es «esencial para asegurar» que Irán vuelva a cumplir con todas sus obligaciones bajo el acuerdo nuclear.

La fuente recalcó que los proyectos de no proliferación que permitirá esa exención están en la línea de los «intereses nacionales» de Estados Unidos y los del mundo, «y lo seguirán estando pase lo que pase con las conversaciones en Viena».

Las negociaciones tienen dos vertientes interconectadas: cómo levantar las sanciones y cómo hacer que el programa atómico iraní vuelva a los límites del pacto de 2015. EFE

Compartir

#, #, #

Subscribirse
Notificarme de
guest
2 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Telegram Aurora

Más sobre Medio Oriente