EEUU alerta del vertido en el mar Rojo debido al ataque de los hutíes

Foto: CENTCOM vía Facebook

El Gobierno del Yemen internacionalmente reconocido y Estados Unidos alertaron este sábado de las consecuencias medioambientales de un vertido de miles de toneladas de fertilizante procedente de un barco carguero que los rebeldes hutíes atacaron este semana en el mar Rojo.

El Gobierno yemení pidió hoy a todos los países, organizaciones y organismos preocupados por la preservación del medio marino que afronten rápidamente la crisis del barco ‘Rubymar’, que el pasado lunes quedó «anclado» con «el riesgo de hundirse en el golfo de Adén» con una carga de «grandes cantidades de amoníaco y aceites» tras ser atacado por los rebeldes chiíes hutíes durante su navegación en el mar Rojo.

En un comunicado publicado por la agencia de noticias oficial del Yemen, Sabanew, el Ejecutivo yemení hizo un llamamiento a la comunidad internacional para «impedir la fuga de estos materiales peligrosos a las aguas marinas» con los consecuentes efectos negativos sobre el entorno natural.

El Gobierno del Yemen indicó en la nota que había formado un gabinete de crisis para desarrollar un plan de emergencia para hacer frente a la situación y, dadas las capacidades limitadas, destacó la importancia de apoyar sus esfuerzos con urgencia.

El Mando Central de EE.UU. (CENTCOM, en inglés) emitió hoy otro comunicado en el que alertaba de que «el barco está anclado, pero poco a poco se va hundiendo» como consecuencia del «ataque imprudente» de los rebeldes hutíes, respaldados por Irán, que causó «daños importantes en el buque», lo que «provocó una marea negra de petróleo de 18 millas» (29 kilómetros).

«El M/V Rubymar transportaba más de 41.000 toneladas de fertilizante cuando fue atacado, que podría derramarse en el mar Rojo y empeorar este desastre medioambiental», añadió el CENTCOM en la nota en la que acusaron a los insurgentes chiíes de «despreciar el impacto regional de sus ataques indiscriminados, que amenazan a la industria pesquera, las comunidades costeras y las importaciones de alimentos».

De acuerdo con portales de rastreo marítimo, el buque ‘Rubymar’ navega con bandera de Belice y partió de Emiratos Árabes Unidos hacia Bulgaria, pero fue atacado el pasado lunes por los hutíes, a su paso por el golfo de Adén, donde la tripulación pudo escapar sana y salva, según la Marina británica.

Es un barco registrado en el Reino Unido, operado por una compañía con sede en el Líbano y propiedad de una compañía británica con sede en Londres, según dichos portales.

Los hutíes, aliados de Irán, llevan lanzando ataques contra la navegación en el mar Rojo desde el pasado 19 de noviembre tras el inicio de la guerra en Gaza, pero esas acciones han incrementado tras la entrada en vigor de la designación del grupo chií como terrorista por parte de Washington este 17 de febrero. EFE

Compartir
Subscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios