Edelstein habla en el Parlamento ruso, 33 años después de salir de la cárcel soviética 

Yuli Edelstein habla en el Parlamento ruso Foto: Kneset

Yuli Edelstein se ha convertido en el primer presidente de la Knéset (Parlamento israelí) en pronunciar un discurso en el Consejo de la Federación Rusa (o el Senado). Pero no se trata de cualquier funcionario israelí. Edelstein ofreció su alocución ante la Cámara Alta del Parlamento ruso, treinta y tres años después de su liberación de una prisión soviética.

«Ni en mis mejores sueños, nunca creí que llegaría este momento. Para mí, esto conlleva un doble cierre [del círculo]. Para mí, Yuli Edelstein, y para todo el pueblo judío, al que estoy aquí representando», expresó Edelstein.

«Hace treinta y tres años fui encarcelado aquí en Moscú por las autoridades de la Unión Soviética por enseñar la lengua hebrea», destacó.

«Fui encarcelado porque estaba enseñando el idioma que propagó al mundo las ideas del rechazo a la tiranía, la defensa del régimen de la justicia, el amor a la humanidad y las esperanzas de libertad, el idioma en el que los profetas de Israel presagiaron el día en que ‘No alzará espada nación contra nación, ni se adiestrarán más para la guerra’. Fui encarcelado porque trabajé para difundir el idioma en el que se le dijo a Abraham, el fundador de la religión judía, ‘Deja tu tierra, tus parientes y la familia de tu padre y vete a la tierra que te yo mostraré'».

Edelstein expresó a los parlamentarios rusos que «solamente después de nueve años de ser privado de hacer aliá (emigrar a Israel), tres de los cuales los pasé haciendo trabajos forzados en un Gulag, pude seguir los pasos de Abraham. Hace exactamente 30 años hice aliá a la Tierra de Israel, donde renació el Estado judío”.

Foto: @YuliEdelstein Twitter
Foto: @YuliEdelstein Twitter

«Este es el Estado en el que ocurrió el milagro del resurgimiento de mi pueblo, de las cenizas del exilio y el Holocausto; donde mi pueblo hizo florecer el desierto, se defendió, y vivió en una próspera libertad nacional; donde el hebreo, la lengua sagrada, renació después un letargo de dos mil años», agregó

«Hoy en día, me presento ante ustedes como el Presidente de la Knéset (Parlamento) de Israel, y, en el mismo lenguaje que por enseñar me encarcelaron os bendigo con la antigua bendición judía:»¡Shalom Aleijem!» que significa ‘la paz sea con vosotros’”.

Normalmente, hablar ante el Consejo de la Federación es un honor reservado exclusivamente a los líderes de las naciones extranjeras. Edelstein, que habló en hebreo y en ruso, fue invitado por la presidenta del Consejo de la Federación, Valentina Matviyenko, para una visita reciprocidad tras haber acudido a la Kneset, el año pasado. Durante la visita de Matvienko, la Kneset y del Consejo de la Federación firmaron, en Jerusalén un acuerdo de cooperación.

Edelstein aprovechó su visita a Rusia para emprender una pequeña gira personal con paradas significativas de su vida, incluyendo entre otras, la Sinagoga Coral de Moscú, donde activó como “refusenik”, el lugar donde fue detenido, el tribunal donde fue enjuiciado, y la prisión de Moscú, donde fue encarcelado.

Compartir
Subscribirse
Notificarme de
guest
6 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios