Diego y Federico Nicolaievsky: dos hermanos unidos por el fútbol e Israel

El fútbol es una pasión que muchas veces fluye por las venas. Ese es el caso de Federico y Diego Nicolaievsky, hermanos y futbolistas. Actualmente, Diego, el mayor milita en el Hapoel Marmorek, luego de pasar por otros clubes en Israel y en Argentina. Federico, por su parte, llegó en octubre de 2020 a Eilat, […]

Federico (izq.) y Diego (der.) junto para Aurora.

El fútbol es una pasión que muchas veces fluye por las venas. Ese es el caso de Federico y Diego Nicolaievsky, hermanos y futbolistas. Actualmente, Diego, el mayor milita en el Hapoel Marmorek, luego de pasar por otros clubes en Israel y en Argentina. Federico, por su parte, llegó en octubre de 2020 a Eilat, donde se desempeña en Bnei Eilat FC. 

AURORA dialogó con los hermanos acerca de su presente deportivo en Israel en una entrevista con muchas anécdotas y sabor familiar.

AURORA: Vienen de una familia muy futbolera, su padre es entrenador, se podría decir que nacieron con una pelota debajo del brazo.

Diego Nicolaievsky: Sí, la verdad que desde chicos veíamos a nuestro viejo jugar macabeadas, siempre fue capitán de sus equipos y nosotros siempre crecimos con nuestro apellido. En cada preselección en FACCMA(NdeR: la organización que agrupa a los clubes judíos en Argentina) para ir a las macabeadas, si bien veníamos de Sosiego, que era un equipo más chico en relación a Macabi, Hebraica, Hacoaj, teníamos ese apellido que ya era un poco conocido.

A: ¿Cómo fue esa experiencia dentro de los torneos comunitarios en Argentina? Ambos surgieron de Sosiego.

Federico Nicolaievsky: Muy buenos recuerdos. Llegué a jugar en Primera División, siempre rodeado de amigos, con mi hermano, que eso fue un gran sueño. Tuve la posibilidad de viajar una Macabeada representando a Sosiego, así que muy contento por todo eso.

DN: Crecimos en Sosiego, también nuestro más grande Guido que fue muchos años capitán de la Primera. Hoy es capitán de la Selección Open de las Macabeadas como mi viejo en su momento. Si bien los tres hermanos somos zurdos y mi viejo diestro, cosa increíble, vivimos con el fútbol todo el tiempo.

A: Diego, con todo el bagaje que vos tenés, habiendo jugado copas internacionales con Gimnasia de La Plata, ¿qué notás de la plaza israelí hoy en día?

DN: En su momento tomé la decisión de venirme para acá, había jugado ya unos años en Argentina y creía que era un momento de salir un poco de allá y tener un cambio en mi vida. Hace ya cuatro años que venimos con mi novia para Hertzliya. En la mitad volví un año a Argentina, y creo que el fútbol es diferente, el contexto del fútbol también. Los clubes son distintos, se vive de otra manera. Pero la realidad es que siempre es como uno se lo toma también, en mi caso soy muy profesional y trató de ir viviendo de la misma manera tanto cuando  estaba allá como ahora que estoy acá. Estos años nos fuimos acomodando, y hoy tenemos por ahí la decisión más clara y tomada de seguir unos años más acá.

A: Es una decisión tomada la de quedarte acá, ¿más allá del costado profesional?

DN: Mirá el primer año que llegue acá la realidad es que fue difícil. Estábamos mucho solos. Por ahí costaba el día a día y lo tomás como un trabajo. Esperaba que llegase el fin de temporada para volver a Argentina y estar con los míos. Pero año a año me voy convenciendo más de que de que quiero y que queremos con Tati, mi novia, estar acá. En el último año nos mudamos para Tel Aviv y encontramos un grupo de amigos que son familia para nosotros, eso ayudó mucho. Nosotros habíamos estado en varias ciudades acá, Rishon LeTzion, Hertzliya, Akko, Rehovot, y la verdad que nos costaba mucho salir de la soldedad nuestra y de tener un grupo de amigos. Ahora que lo encontramos la verdad que estamos muy contentos. No te digo me voy a quedar toda mi vida acá, pero sí que en los próximos años tengo pensado seguir jugando acá.

A: Fede, vos te fuiste en octubre del año pasado, en medio de la pandemia, siendo muy joven… ¿Cómo fue toda esa experiencia?

FN: Pues fue todo muy rápido. Estoy acá hace siete meses, en pandemia. Sin lugar a dudas, si no estaban Diego y Tati esto no hubiera sido posible. También mi familia me apoyó para estos primeros pasos que estoy dando. La verdad que estoy muy contento con la decisión que tomé, después de siete meses te digo eso. Disfrutando y agradecido.

A: ¿Son de verse seguido allá, de armar reuniones familiares?

FN: En situación normal como es ahora que se está disputando el torneo, cada dos semanas se juega de visitante, yse suele jugar cerca de Tel Aviv, que es donde viven ellos. Así que nos vemos cada dos, tres semanas. En lo posible cuando termina el partido me quedo dos días o un día que tengo libre y después ya vuelvo para el entrenamiento del primer día de la semana.

DN: Si, justo ahora por la pandemia el torneo estuvo parado un tiempo y al principio fue difícil, porque la liga no arrancaba, y Fede ya estaba acá, entonces había mucha incertidumbre de qué iba a pasar. Ahora que se acomodó todo, se está jugando todo muy rápido, por ahí hay dos partidos por semana o no hay tiempo para volver, pero siempre que se le abre a Fede dos o tres día se viene para acá. Se hizo muy amigo también de nuestro grupo de amigos, ya es uno más del grupo y ya hasta hace planes. Estuvo viviendo un mes en lo de uno de nuestros amigos.

A: A nivel deportivo, ¿cómo ven el presente cada uno de sus equipos?

DN: Estoy en este club hace ya más de dos años. Es un club donde me siento muy cómodo, me fue bien y me siento como en mi casa. Este año el club se armó cómo para ascender y estamos en ese camino. Fue un año difícil en el que se están definiendo las cosas y ya estamos en el final de la temporada y bueno como te digo, un club que se armó para ascender, que ya conocía y donde me gusta estar.

FN: Llegué a este club hace cinco meses cuando se reanudó todo. Ya estuvo un argentino acá, Martin Kuzniecka, que me fue contando cómo era todo acá, cómo se manejaba el cuerpo técnico, la gente. Me dio muy buenas referencias y trato de adaptarme lentamente. También el equipo se armó para ascender, así que vamos por ese objetivo.

A: ¿Se imaginan jugando juntos en algún equipo en el corto o mediano plazo?

DN: Sí, claro. Acá si, en mi caso que soy más grande, estás bien ubicado en un lugar, al ser clubes más chicos tenés relaciones mucho más cercanas con los presidentes, con los dueños, y a medida que pasan los años uno se imagina que sí, que por ahí en algún momento se puede llegar a dar. Igualmente él está haciendo su camino, está teniendo un muy buen año para ser el primero y creo que va por muy buen camino, así que seguramente en algún momento se dé.

A: Antes de terminar, en una entrevista con Eial Strahman, él decía que el jugador argentino es muy de la identidad, de la música, del mate… ¿coinciden con él?

FN: En mi caso yo comparto vestuario y equipo con un argentino, y siempre ponemos canciones de River, Boca, los chicos preguntan mucho sobre Argentina, cómo se vive la pasión. Les mostramos videos, toman mate, lo prueban, no les gusta… les vamos inculcando un poco lo argentino, lo que tenemos nosotros, digamos.

DN: En mi caso sí, por ahí las puteadas (NdeR: insultos) y esas cosas las van agarrando y las repiten. Obviamente el mate. Por ahí no tanto la música, hay vestuarios en los que se escucha más la música que en otros. En este club, en general, no somos de escuchar así música en el vestuario porque por ahí al haber una mesa de ping-pong o al haber cosas para hacer fuera del vestuario, vamos al vestuario nos cambiamos y antes de entrenar estamos como todos ahí por ahí dando vueltas hasta que arranque el entrenamiento. Sí es gracioso escucharlos repetir las cosas. 

A: Para cerrar les propongo, ya que lo trajiste, un ping-pong… ¿Película?

FN: Titanic

DN: Captain Philips

A: ¿Libro?

FN: El de Marcelo Gallardo sobre la final de Madrid.

DN: Uno de Diego Simeone, Creer.

A: ¿Música?

FN: Me gusta Andrés Calamaro.

DN: Las Pastillas del Abuelo

A: ¿Comida?

FN: Asado.

DN: Pastas

A: ¿Un jugador de fútbol con el que se indentifiquen?

FN: Juanfer Quintero.

DN: Andrés D’Alessandro

A: ¿Un director técnico?

FN: Marcelo Gallardo.

DN: También, el Muñeco.

A: ¿Lugar para vivir?

FN: Argentina

DN: Tel Aviv

A: ¿Un sueño futbolístico?

FN: Compartir cancha con mis dos hermanos.

DN: El mismo… no podía decir otro, je.

Compartir

#, #, #

Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Telegram Aurora

Más sobre Deportes