7 curiosidades sobre Purim, el jag más alegre del año

Te contamos siete datos que tenés que saber antes de disfrazarte esta noche.

Purim es sin dudas un jag muy esperado, sin importar las edades. La fiesta que celebra a Esther y Mordejai y su actuación para salvar al pueblo judío del intento de exterminio por parte de Amán (¡buuuuuu!) es una buena oportunidad para celebrar en familia y con afectos, obviamente, disfrazados.

Pero más allá de las tradiciones más conocidas, como la lectura de la Meguilat Esther o el sabor de las orejas de Amán (¡fiiiiuuuu!), Purim es una celebración que tiene una historia milenaria que vale la pena conocer. Por eso, desde Aurora elegimos siete curiosidades sobre Purim que sí o sí tenés que conocer para quedar bien este año.

1- Hasta no distinguir el bien y el mal

Esta es una de las cosas quizás más repetidas por los jóvenes en Purim. Según el Talmud, en Purim debemos emborracharnos hasta no distinguir el bien del mal, o a Mordejai de Amán (¡grrrrrr!). Si bien esto es una tradición, nunca hay que perder de vista que lo mejor es beber con moderación.

2- ¡Suerte!

La palabra Purim viene de la raíz pur, que a su vez proviene del persa. Esto está relacionado con la decisión de Amán (¡aaaah!) de dejarle al azar la fecha indicada para el exterminio del pueblo judío.

3- Discusión sobre las tumbas

Los judíos iraníes sostienen que tanto Esther como Mordejai están enterrados en Hamadám, una ciudad iraní de alrededor de 700.000 habitantes. Sin embargo, en Kfar Bar’am, cerca de la frontera israelí con Líbano, también hay una supuesta tumba con los nombres de los dos héroes de Purim.

4- ¿Qué tiene que ver Purim con 300?

Así como se suele relacionar al faraón de la historia de Pésaj con Ramsés II, el Rey Ajashverosh que aparece en el relato de Purim se cree que es Jerjes I, el líder del imperio Aqueménida durante el período 486-465 a.e.C.. Para los amantes de la cultura, este personaje es el antagonista de la famosa novela gráfica 300, que también tuvo su reconocida película.

5- Notable ausencia

La Meguilat Esther tiene una particularidad muy notable: no aparece la figura de Dios en ningún momento. Esto lo emparenta con otro texto bíblico que tampoco trata el tema, el Cantar de los Cantares, o Shir HaShirim.

6- La dieta vegetariana de la Reina Esther

Durante su estadía en el palacio real, hay académicos que aseguran que la Reina Esther habría dejado de consumir carne. Esto era para mantener la fachada y no revelar su judaísmo al tiempo que evitaba romper el kashrut.

7- Ciudades amuralladas

Si bien el 14 de Adar es la fecha de celebración, recién el 15 los judíos pudieron prevalecer en la ciudad amurallada de Shushan. Por esa razón, los sabios decidieron que Purim se celebraría un día después en las ciudades amuralladas. Es por esa razón que en Jerusalem se celebra Purim un día más tarde.

Compartir

#

Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Telegram Aurora

Más sobre Festividades