“Cuando la música termina”, de Tomer Warsha

5 septiembre, 2020

Novela de suspenso sobre abuso sexual

En estos días de virus con poca actividad cultural y muy cerca a las festividades conviene tener siempre a mano un libro como compañía, y si es de suspenso, mucho mejor. La editorial Niv acaba de publicar la novela “Cuando la música termina” (Keshe hamuzica nigmeret) escrita por Tomer Warsha. Es una historia de detectives y de suspenso que trata sobre uno de los temas más actuales en el mundo y también en Israel: el abuso sexual. Tomer es dueño de un estudio jurídico líder, reconocido por su actividad en asuntos de derechos humanos e inmigración, y este es su primer libro publicado. A la luz de su trabajo social, Tomer dona todos los ingresos del libro a la lucha contra la violencia sexual, y es importante para él que “más allá de la experiencia de la lectura, el libro también estimule el diálogo, y cree conciencia de la brecha entre la moral y la ley con respecto a la violencia sexual, el lugar de la comunicación y otros temas relacionados”.

Tomer Warsha le ofrece al lector un thriller de detectives de escritura correcta y directa, de fácil lectura y con argumento inteligente, en el que trata uno de los temas más candentes hoy en día, y se puede comparar con otros conocidos libros de detectives del mundo. When the music ends es una novela de suspenso estimulante sobre una realidad compleja e inquietante y la esquiva relación entre la justicia y la verdad, la venganza y la amabilidad, los hombres y las mujeres, especialmente en la era del Me too. Ya ha recibido buenas críticas.

El autor – Foto: Mislavsky

El argumento de la novela es particularmente interesante. Cuando el reconocido profesor Roman Anderson es invitado a un fin de semana en un hotel aislado en compañía de las estrellas de Hollywood, se siente en la cima del mundo. Pero un encuentro fatídico da un vuelco en su vida cuando una joven llamada Amy Rogers lo acusa de violación. Y como si eso no fuera suficiente, Rogers trabaja en una empresa de relaciones públicas que inmediatamente barre la opinión pública y los medios de comunicación contra él. A medida que la evidencia se acumula en su contra, el desesperado Anderson solicita la ayuda del detective retirado Harry Mitchell, quien vive en un hotel con su hijo de 17 años. Hasta el final no se revela si es una calumnia, y qué relación tiene con el suicidio de una niña internada en una institución psiquiátrica, hecho que se relata en una narrativa paralela. A partir de ese momento, los esqueletos quedan expuestos, las personas son encontradas muertas y la cuerda que rodea el cuello de Anderson se tensa cada vez más hasta el sorprendente final.

Compartir
Subscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios