5 julio, 2017

Crisis el Golfo: Qatar respondió negativamente al ultimátum

Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Egipto decidieron tomarse un tiempo para estudiar qué nuevas represalias tomarán contra Qatar, a pesar de la negativa de Doha a plegarse a sus exigencias. Los ministros de Exteriores de los cuatro países se reunieron en El Cairo horas después de que expirase el plazo de gracia que […]

Ministro de Exteriores saudita Adel al Jubeir Foto: Departamento de Estado de EE.UU.

Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Egipto decidieron tomarse un tiempo para estudiar qué nuevas represalias tomarán contra Qatar, a pesar de la negativa de Doha a plegarse a sus exigencias.

Los ministros de Exteriores de los cuatro países se reunieron en El Cairo horas después de que expirase el plazo de gracia que habían concedido al pequeño emirato para que cumpliera sus demandas, pero por el momento eludieron tomar una represalia concreta adicional.

En un comunicado conjunto leído por el titular egipcio de Exteriores, Sameh Shukri, los cuatro recriminaron la «falta de seriedad» de Qatar para tratar las exigencias que le han presentado, a la vez que renovaron sus acusaciones de que Doha apoya el terrorismo.

Shukri recalcó que la respuesta de Qatar a las exigencias de sus vecinos «carece de contenido» y no sienta las bases para una salida a la crisis, abierta el pasado 5 de junio.

El cuarteto cambió las trece exigencias, que estaban encima de la mesa hasta ayer, por seis principios que quieren que cumpla el emirato díscolo, que giran principalmente en torno a la lucha contra el terrorismo.

En primer lugar, le exigen «luchar contra el terrorismo y el extremismo en todas sus aspectos, detener su financiación y proveer de refugios seguros» a los terroristas, así como «parar la intervención en los asuntos de los otros» países.

También piden que Qatar detenga «la instigación» a la violencia y «el discurso de odio», en referencia velada a la cadena de televisión catarí Al Jazeera, cuya clausura reclamaban de forma abierta.

Aseguran que se debe acoger a los principios de la cumbre celebrada el pasado mayo en Riad entre EE.UU. y los países árabes y musulmanes, en la que se firmó un compromiso de lucha contra el terrorismo.

Las posibles nuevas medidas contra Doha se decidirán «con cuidado», según los ministros, en una futura reunión que se celebrará en Manama, pero que todavía no tiene fecha.

Preguntados sobre la posible decisión de expulsar a Qatar del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), el representante de Bahréin, Jaled bin Ahmed al Jalifa, contestó que dicha cuestión se discutirá entre los países del órgano, al que también pertenecen Omán y Kuwait, pero no Egipto.

El ministro saudita de Exteriores, Adel al Jubeir, dijo que el boicot económico iniciado hace justo un mes, el pasado 5 de junio, continuará hasta que Qatar «cambie sus políticas».

Según Al Jubeir, las futuras represalias contra Qatar seguirán «las leyes internacionales», lo que Doha cuestiona, pues considera que tanto las medidas que han adoptado como las exigencias del cuarteto árabe son «ilegales» y una «clara agresión» contra su soberanía.

El titular de Exteriores catarí, Mohamed bin Abderrahman al Zani, reiteró en un discurso en Londres que mantiene su oferta de diálogo para resolver la crisis, pero que rechaza cualquier intervención en la soberanía.

«Qatar continúa su llamamiento al diálogo, a pesar de la violación de la ley internacional y a pesar de la separación de 12.000 familias, a pesar del asedio, que es una clara agresión y un insulto a todos los tratados internacionales, organismos y jurisdicciones», subrayó el jefe de la diplomacia catarí.

El bloqueo económico, que ha afectado al transporte terrestre, marítimo y aéreo, ha obligado a Qatar a buscar nuevos proveedores de algunos alimentos que, hasta el inicio de la crisis, llegaban en su mayoría desde la frontera saudita.

A pesar de que los costes de transporte han aumentado, el Gobierno del rico emirato, mayor exportador de gas del mundo, ha asumido ese incremento para evitar una subida de los precios en los mercados.

El boicot también ha forzado a cambiar las rutas a la aerolínea bandera del emirato, Qatar Airways, que ahora debe dar largos y costosos rodeos para evitar el espacio aéreo clausurado de esos países.

El emirato no ha tomado ninguna represalia de forma oficial, pero el ministro Al Zani advirtió de que podría cambiar de opinión dependiendo de la postura que tomase el cuarteto árabe en El Cairo.

Los tres Estados del Golfo también anunciaron el mes pasado la expulsión de los qataríes de su territorio, medida a la que no se adhirió Egipto, mientras otros países árabes y africanos se sumaron a la ruptura de relaciones o a la reducción de su representación diplomática. EFE

Compartir

#, #, #, #, #, #, #

Más sobre Medio Oriente

Subscribirse
Notificarme de
guest
1 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios