Carta abierta a una española ex directora del diario El País

12 febrero, 2024 , , , , , , ,
Foto: Wikipedia - CC BY-SA 2.0

Foto: Wikipedia – CC BY-SA 2.0

Señora Soledad Gallego-Díaz
Ex-directora del diario El País (España)

De mi consideración:

Habiendo leído parcialmente su artículo de la semana pasada sobre la guerra entre el Estado de Israel y el movimiento terrorista Hamás (*), quiero hacer llegar a usted algunas reflexiones.

Aclaro previamente que no leí todo su artículo, porque no soy suscriptor de ese periódico ni lo pienso ser, así como no quiero saber nada de la TVE ni volver a pisar jamás la tierra española mientras pueblo y gobierno no cambien la mentalidad retrógrada nacida en la edad de piedra y cultivada durante más de un milenio con las prédicas judeófobas del catolicismo que pese a lo establecido en el Concilio Vaticano II (Nostra aetate) continúa siendo el país campeón de la judeofobia.

Escribe usted: Los seres humanos quizás quieran ser buenos, pero son perfectamente conscientes de los grados de maldad (rapiña económica, tortura, limpieza étnica, genocidio, crímenes de lesa humanidad) de que son capaces. Para hacer frente a ese hecho, esos mismos seres humanos impusieron en la política normas democráticas y crearon instituciones internacionales destinadas a afrontar la maldad en un escenario mundial y a exigir a sus responsables rendición de cuentas”.

Me referiré a la ONU (Organización de Naciones Unidas). Una organización nacida justamente para evitar todos esos males que usted menciona, y que desde su nacimiento (año 1945) hasta hoy jamás logró parar una sola guerra ni minimizar ningún crimen, ¿tiene derecho a existir?

Organización formada por representantes en su amplia mayoría de dictaduras y no de democracias, dictaduras por ideologías o por teocracias fanáticas, países donde nunca se supo el significado de palabras como libertad, democracia, derechos humanos. ¿No cree usted que la mejor solución es eliminar totalmente a esa organización y utilizar los dineros que cuesta su funcionamiento para obras que mejoren el nivel de vida de los pobladores, eliminen la hambruna que sufren algunos pueblos?  Qué casualidad -u oxímoron- que en su funcionamiento unos pocos países -tal vez los peores- tienen poder de veto, o sea que un solo país y no de los más humanitarios puede decir NO a lo decidido por la suma de todos los demás países del planeta.

Dentro de la ONU, la FAO (Org. Mundial para la Agricultura y Alimentación) ¿logró en algún momento eliminar la hambruna en los pueblos pobres especialmente de África pero también de Asia y América? Piense usted si no será mejor eliminarla y usar su presupuesto directamente en eliminar la hambruna. Una sugerencia podría ser invertir ese dinero en Israel, país que está a la vanguardia en investigación y mejora de la producción de alimentos principalmente de origen vegetal. Claro que Israel es mala palabra en la España actual, se lo menciono como ejemplo.

Están también el FMI (Fondo Monetario Internacional) y el Banco Mundial. Dejo estos organismos para que cada cual saque conclusiones sobre ellos, ya que parte de los países del planeta los acusa de ser responsables de sus respectivas situaciones económicas.

La OIT (Organización Internacional del Trabajo), ¿acaso ha oído usted alguna vez que este organismo haya logrado que los trabajadores del planeta tengan mejores condiciones laborales?   Los trabajadores del campo, los obreros mineros, los trabajadores de la salud, todos siguen teniendo problemas. Y los problemas solucionados no lo fueron por la OIT sino en casos específicos por la labor de sindicatos o movimientos políticos.

Para no extenderme más, hay varios otros organismos que llevan el mismo camino negativo de los ya nombrados. Me referiré ahora a lo que quiero que dedique usted más tiempo: UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura), UNICEF (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia), ONU MUJERES (Entidad de la ONU para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer), CONSEJO DE SEGURIDAD, UNWRA  (Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo) y CORTE INTERNACIONAL DE JUSTICIA.

Pregunto yo a usted en este caso: ¿qué hizo la UNESCO con la educación de los niños y jóvenes palestinos? ¿Qué hizo para impedir que educaran a varias generaciones en el odio y el martirio, causas fundamentales que convirtieron en terroristas asesinos a varias generaciones, especialmente de palestinos, árabes musulmanes que es el término más exacto?

¿Qué hizo la UNICEF con su presupuesto para mejorar la situación global de los niños en países y zonas árabes y musulmanas? ¿Qué hizo para evitar que el Hamás use niños como escudos humanos, como bombas humanas o los adiestre para ser futuros terroristas?

¿Qué hizo el Consejo de Seguridad para evitar los actos de terrorismo y los bombardeos constantes al Estado de Israel desde Líbano, Siria, Judea, Samaria, Gaza y ahora también Yemen? Estamos hablando de todo el período desde la existencia de Israel como país independiente hasta quién sabe cuándo porque continúa todavía en el momento en que estoy escribiendo esto a usted.

¿Qué hizo ONU MUJERES para defender los inexistentes derechos de las mujeres en países musulmanes? ¿Qué hizo esta Comisión para interiorizarse del macabro 7 de octubre, violaciones, asesinatos y descuartizaciones de toda mujer o niña que encontraron los asesinos del Hamás en las poblaciones del sur de Israel en la cercanía con Gaza? ¿Cuánto demoraron en enviar a alguien a averiguar lo sucedido? ¿Qué harán ahora si nada hicieron nunca para ayudar a los cientos de millones de mujeres musulmanas que viven esclavizadas en todo el mundo salvo en Israel, único país donde tienen iguales derechos que los hombres?

¿Para qué sirve la Corte Internacional de Justicia si jamás juzgó a un grupo terrorista o a países que los financian y preparan para el terror?

Mientras tanto, todos esos organismos nombran a sus dirigentes y sus integrantes entre los menos aptos y los que más precisarían ser castigados por los organismos que dirigen. Si un país no respeta los derechos de su población, es candidato seguro a dirigir la Comisión de Derechos Humanos.   

El broche de oro para que reflexione usted, ya que del gobierno de su país nada bueno podemos esperar, es la UNWRA.

UNWRA, sinónimo de desvergüenza política, es el “traje de medida” que precisaban los árabes musulmanes, para liquidar al mundo occidental civilizado, junto y muy bien asociado con los gobiernos de Irán y Qatar.

UNWRA educó y formó, dirigido por Hamás, una generación entera de terroristas. UNWRA distribuyó libros donde se educaba desde niños a odiar y matar judíos (infieles todos, judíos sólo primero), seguramente distribuyó también el famoso libro “Mi Lucha” de Hitler impreso en árabe y del que se encontraron muchos ejemplares en Gaza. UNWRA estaba tan ocupada en adiestrar a niños y jóvenes para matar, que ni cuenta se dieron sus integrantes que había ruidos extraños en sus locales porque debajo de ellos Hamás estaba construyendo una ciudad subterránea, junto a sus locales bocas de entrada a esa ciudad y bocas de lanzamiento de misiles hacia Israel, y en habitaciones de esos locales de UNWRA tampoco vieron que en bolsas con el logotipo de UNWRA se guardaban cantidad de explosivos, armas y proyectiles.                 

Creo suficiente material para reflexionar. Qué bueno sería que mis humildes reflexiones ayudaran a cambiar en algo la mentalidad de la mayoría de los españoles, pueblo y gobierno, que en nada tienen que envidiar a la mentalidad hitleriana o nazi que llevó al mundo a la segunda guerra mundial con el resultado de cincuenta a sesenta millones de muertos.

A esto podría agregar usted la lectura del Corán, y las leyes de la Sharía.

Que le aproveche a usted señora Gallego-Díaz.

Mauricio Aliskevicius  

(*) Agregar los merecidos adjetivos de “asesino”, “salvaje” u otros peores al nombre de Hamás lo consideramos redundante.

Compartir
Subscribirse
Notificarme de
guest
19 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios