20 de enero 2024
Señor Josep Borrell
Alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad  (título que figura en internet, no vaya a pensar que estemos de acuerdo):

Señor Borrell, he leído en la prensa declaraciones que usted hizo con respecto al conflicto entre Israel (país democrático y legalmente constituído) y la banda de asesinos terroristas islámicos llamada Hamás.

Para centrar el tema transcribo a continuación textualmente sus declaraciones:

El alto representante de Política Exterior de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, ha acusado este viernes abiertamente a Israel de haber financiado durante años a la milicia palestina Hamás para debilitar a Palestina y fortalecer el Estado israelí. En un discurso pronunciado en la Universidad de Valladolid, donde ha sido nombrado doctor honoris causa…”    (El País – España)

“obviamente el gobierno de Israel es un impedimento (para la creación de un estado palestino), pero los gobiernos pasan” (respuesta a la pregunta de un periodista)

“cómo entienden los ciudadanos de uno y otro lado este conflicto y las posibles soluciones” (respuesta a otra pregunta de un periodista).

Permítame explicarle señor Borrell cómo entendemos los ciudadanos este conflicto y sus soluciones, porque cada declaración que sale de su boca demuestra que:
a) usted no sabe nada del tema mencionado, o
b) usted sabe pero miente descaradamente como lo hacen todos los cabecillas del partido político español al que usted pertenece (PSOE).

En primer término usted acusa a Israel de financiar al Hamás. Vergonzoso de su parte esta afirmación, con sólo este punto usted queda inhabilitado para todo cargo político que ocupa o pueda ocupar en el futuro. Usted está diciendo públicamente que Israel financia un movimiento terrorista que según su acta de constitución nació pura y exclusivamente para eliminar al pueblo judío de la Tierra. Usted hace esa afirmación sin tomar en cuenta la ridiculez de que Israel financia a quienes tiraron miles y miles de misiles contra la población israelí, a quienes mataron a casi 1.500 civiles en Israel en una sola tarde, a quienes combatidos por el ejército israelí aún siguen tirando misiles, a quienes todo el mundo sabe que están financiados y dirigidos por Irán y Qatar (todo el mundo menos usted).

En segundo término, usted ignora o hace creer que ignora lo cual es peor aún, que consta por escrito tanto en el acta de fundación de Hamás como en el Corán -libro sagrado del islam, y especialmente tomado en cuenta por los islamistas más fanáticos- la frase de que los árboles y las piedras les dirán que detrás de ellos se esconden judíos, que vayan y los maten.

Como tercer punto usted es ciego y sordo ante el hecho de que ningún país musulmán quiere a esos palestinos, nunca se le ocurrió pensar por qué los “hermanos” de esos palestinos, o sea Jordania y Egipto declararon firmemente antes que nadie se los pida, que ellos no aceptarán ni uno de esos palestinos en sus respectivos territorios. Da la casualidad de que fueron expulsados a tiros de ambos, pero usted lee Historia sólo cuando le conviene.

Tampoco se preguntó usted por qué en estos últimos cien años a esos palestinos nunca se les ocurrió tener un país propio, ni siquiera cuando en 1947 ese repugnante organismo llamado Naciones Unidas abrió las puertas para ello.

Menos aún se preocupó de la maniobra político-económica de Gran Bretaña, cuando le regaló a la familia hashemita expulsada de Arabia Saudí, todo el territorio que en principio fue el reino de Transjordania, y hoy es el reino de Jordania, sin tomar en cuenta que ese territorio debía ser el país para ese pueblo que hoy se autodenomina palestino.

Tampoco se preocupó que con los dineros de las Naciones Unidas bajo el nombre de UNWRA se educara a la juventud palestina desde los tempranos cuatro años de edad, para ser lo que son hoy: terroristas asesinos que nada respetan. Era dinero de las Naciones Unidas y de incautos gobiernos europeos y norteamericanos, pero usted acusa a Israel.

Mala fe en sus declaraciones es el término más delicado que usted merece, me inclino a utilizar otros términos que pintan con más exactitud lo que usted dice y hace.

Cuando gobiernos israelíes retienen dineros a los palestinos con causas justificadas, usted y muchos gobernantes de otros países critican y atacan a Israel.

Cuando Israel cierra las fronteras de Gaza para que no entre nada que pueda convertirse en armamento contra Israel, usted y muchos gobernantes de otros países critican y atacan a Israel.

Pero ahora resulta que Israel financia a Hamás. ¿Qué adjetivo merece esto?

Que la Universidad de Valladolid le adjudique el título de doctor honoris causa, no es para reírse, es demasiado dramático. ¿De qué causa pasa a ser usted doctor ahora? Se supone que recibió un certificado, no sabemos cómo fue redactado, pero lo más correcto es el siguiente título, que me adhiero y aplaudo:
Doctor en judeofobia

Nada hemos oído de usted con respecto a quién financia tantas guerras que hay en el mundo, como Rusia/Ucrania, Boko Haram, Somalia, Sudán, Siria, Irak, Irán, Turquía, kurdos, y tantos más. No se le vaya a ocurrir declarar que es Israel quien financia todo, mis ingresos como ciudadano israelí no dan para tanto.

Personas como usted hacen de la ONU y otros organismos internacionales la payasesca caricatura que son hoy. Le sugiero con sinceridad que renuncie y dedique su tiempo a tratar de salvar a su país España del gobierno actual que incluye su partido político.

Mauricio Aliskevicius

Compartir
Subscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios