Ben Bernanke, un premio Nobel téorico y práctico

Ben S. Bernanke Foto: Reserva Federal de EE. UU. vía Flickr Dominio Público

Ben Bernanke, uno de los tres profesores galardonados con el Premio Nobel de Economía, reúne junto a su dilatada experiencia docente en numerosas universidades un bagaje político de primer nivel como presidente de la Reserva Federal de EEUU entre 2006 y 2014, un periodo en el que le tocó lidiar con la gran crisis hipotecaria.

Bernanke, nacido el 13 de diciembre de 1953 en Augusta (Georgia), y creció en Carolina del Sur, donde su familia asistía a la sinagoga local Ohav Shalom. Siendo niño aprendió hebreo bajo las enseñanzas de su abuelo materno, Harol Friedman, quien era hazán (la persona que guía los cantos en la sinagoga), shojet (matarife que, siguiendo las leyes de la Halajá, efectúa la matanza ritual de los animales de acuerdo con la tradición judía) y maestro de hebreo.

Se licenció en Económicas por la Universidad de Harvard en 1975 y se doctoró en el Instituto de Tecnología de Massachussets en 1979.

Ha desarrollado su actividad docente durante más de dos décadas en algunas de las mejores universidades del país y desde 1996 hasta 2002 fue presidente del departamento de economía de la Universidad de Princeton.

Es miembro de la Econometric Society y de la American Academy of Arts and Sciences y ha publicado multitud de artículos sobre economía, política monetaria y macroeconomía. Además es autor de varios libros escolares y de dos libros de texto.

Bernanke fue nombrado en 2006 sustituto al frente de la Reserva Federal (FED) -el órgano que fija la política monetaria del país- de uno de los grandes presidentes de este organismo, Alan Greenspan, que permaneció en su cargo durante 18 años.

Desde la presidencia de la FED Bernanke defendió el papel de este organismo como regulador del sistema bancario y tuvo que sacar todo su arsenal para luchar contra la crisis hipotecaria que se desató con la quiebra de Lehman Brothers.

Bernanke bajó los tipos de interés al uno por ciento en diciembre de 2008 e intervino en el mercado con fuertes inyecciones de liquidez en coordinación con otros bancos centrales de Europa y Asia, lo que no impidió la mayor depresión de la economía mundial desde 1929.

Tuvo que hacer frente al colapso del mercado inmobiliario, con las hipotecas de alto riesgo, y al desmoronamiento de grandes instituciones financieras.

El 31 de enero de 2014 Bernanke dejó la presidencia de la Reserva Federal en manos de Janet Yellen, quien se convirtió en la primera mujer al frente de esta institución.

El Nobel de Economía ha sido este año para Ben Bernanke, Douglas W. Diamond y Philip H. Dybvig por investigar «los bancos y las crisis financieras», informó la Real Academia de las Ciencias sueca. EFE y Aurora

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.