Beethoven en la “Clásica vienesa”

En el próximo concierto la Orquesta Barroca de Jerusalén, dirigida por David Shemer, interpretará piezas de autores que representan la clásica vienesa y estrena un auténtico “fortepiano”

Prof. David Shemer

El próximo concierto será el tercero de la nueva temporada de la Orquesta Barroca de Jerusalén y ofrecerá un programa de piezas de compositores que forman parte de lo que se llama la “clásica vienesa”. El Concierto para Piano N° 1 de Beethoven estará en el centro del próximo concierto y paralelamente se interpretarán obras de Mozart y Haydn, incluyendo arias concertantes de Mozart y canciones escocesas de Haydn, con la participación de la soprano Tom Ben y el solista de “Fortepiano” Yaron Rozental que también es conductor.  Se puede escuchar en Jerusalén, Tel Aviv y Nes Tziona, entre el 8 y el 11 de enero.

La Orquesta Barroca de Jerusalén se fundó en el año 1989 por el clavecinista David Shemer, que también la dirige, y se presenta en gran variedad de conciertos en Jerusalén Tel Aviv y otras localidades. Esta pequeña orquesta se especializa en la interpretación del barroco de Inglaterra y está integrada por un grupo de músicos israelíes entusiasmados con la idea de tocar música barroca con instrumentos de la época. Se trata de “interpretación auténtica”, es decir la música antigua o barroca con instrumentos de época y es reconocida como el organismo líder en la interpretación histórica en Israel.

Instrumentos de época

De la orquesta informan que si bien las obras de Beethoven no forman parte habitual del repertorio de la Orquesta Barroca, desde hace algún tiempo los intérpretes y el director artístico de la misma han mostrado un gran interés por la interpretación histórica de un repertorio clásico y romántico. El año pasado, la orquesta se ha unido a una variedad de conjuntos en Israel y en todo el mundo que interpretan obras del período clásico en una interpretación con instrumentos de época.

En este concierto se presentará en estreno un piano de martillo o “fortepiano”, que  llegó recientemente desde Bélgica. Es un instrumento musical intermedio entre el clavicordio y el piano del siglo XIX. Solo hay 4 pianos similares en Israel. Los intérpretes de la orquesta tocarán además instrumentos de cuerda, de arcos e instrumentos de viento del período clásico tardío. Se espera que el público tenga una experiencia diferente y fascinante en nuevas interpretaciones de obras antiguas y queridas.

Se nos informa que el piano de martillo, inventado hacia 1700, se diferencia del clavicémbalo en que toca el “forte” y el piano y por ello su nombre oficial es: “fortepiano” o como escribió su inventor “un gran clavecín fuerte y débil”. Los martillos de este piano están envueltos en cuero en lugar del fieltro del piano moderno. Sus cuerdas son delgadas, como cuerdas de clavicordio y está hecha completamente de madera. El sonido del “fortepiano” es delicado y transparente, los tonos y matices que crea son mucho más variados que los de un piano moderno, por lo que la experiencia de escucharlo es celestial.

Fotos: Chiquita Levov

Compartir

Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Telegram Aurora

Más sobre Arte y Espectáculo