9 enero, 2022

Arabia Saudita bajo ataque

Los hutíes respaldados por Irán duplicaron su número de blancos en Arabia Saudita en 2021, en comparación con 2020. La mayoría de esos objetivos eran civiles.

El príncipe heredero saudita Mohammed bin Salman al Saud Foto: Departamento de Estado de EE.UU. / Ron Przysucha vía Flickr Dominio Público

Por Yoel Guzansky

Alrededor de 1.300 misiles tierra-tierra y vehículos aéreos no tripulados fueron lanzados contra objetivos dentro del reino desde que comenzó a intervenir en la guerra civil yemení de 2015, y un portavoz militar saudita dijo que 59 civiles sauditas murieron en los ataques a lo largo de estos años.

Los ciudadanos sauditas y las instalaciones estratégicas del país están expuestos a disparos, casi a diario y con una precisión cada vez mayor, gracias a la asistencia que reciben los hutíes de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria Iraní y de Hezbollah.

Los ataques contra Arabia Saudita en los últimos años han venido no solo del Yemen sino también de Irán, como en el ataque a las instalaciones de Aramco en septiembre de 2019, desde Irak, e incluso desde dentro del propio reino, contra aeropuertos, instalaciones petroleras y símbolos del gobierno.

Al mismo tiempo que aumenta la cantidad de ataques al reino, incluida la capital, Riad; Estados Unidos está desplazando las capacidades de defensa aérea que colocó en Arabia Saudita hacia otros puntos críticos, específicamente frente a China.

La administración Biden, que comprende los peligros de detener las exportaciones de armas estadounidenses a Arabia Saudita, a menudo tiene dificultades para tratar con los legisladores demócratas y republicanos, que están enojados por la situación humanitaria en Arabia Saudita y el asesinato de Khashoggi, y buscan detener la venta de armas al reino.

Estados Unidos dificultó incluso la transferencia de interceptores a las baterías sauditas Patriot, medidas defensivas a todos los efectos, y cuando ese stock se agotó recientemente, Arabia Saudita recurrió a sus amigos en la región y en todo el mundo en busca de ayuda.

Israel tiene un claro interés en evitar un  triunfo de Irán y Hezbollah, que utilizan al Yemen como campo de pruebas para una posible campaña en su contra.

Además, la ayuda a Arabia Saudita puede acreditarse en el futuro a Israel como quien estuvo al lado del reino, e Israel podría incluso cosechar los frutos económicos y políticos de ello.

Sin embargo, toda la ayuda israelí a los estados del Golfo debe mantenerse en secreto para no abochornar al escalón gobernante.

Fuente: INSS – The Institute for National Security Studies

Compartir

#, #, #, #, #

Más sobre Medio Oriente

Subscribirse
Notificarme de
guest
1 Comentar
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios