4 septiembre, 2021

8 soluciones de Israel para salvar a las abejas

Desde colmenas autónomas a la polinización artificial, la “Nación Startup” tiene muchas ideas para combatir el problema. Y ya las está aplicando.

La población mundial de abejas desaparece por una combinación fatal de demanda moderna y estrés natural. Foto: Jenna Lee/Unsplash

Por Naama Barak 

Ya llega Rosh Hashaná y eso se traduce en miel en nuestras mesas y abejas en nuestras mentes.

Ya no es un secreto que estos humildes insectos están en peligro: la población mundial de abejas está desapareciendo a un ritmo vertiginoso por una combinación fatal de demanda moderna y tensiones naturales como el cambio climático.

Esta es una gran preocupación para la humanidad porque cerca de un tercio de todas las plantas y productos vegetales que consumimos dependen de la polinización de las abejas.

Con su estilo, Israel, la “Nación Startup” trabaja duro para mitigar el dramático escenario y empleando todos los medios disponibles de tecnología, innovación y pensamiento por “fuera de la caja”.

Si las abejas desaparecen enormes cantidades de cultivos y productos vegetales se verán gravemente afectados y pondrán en peligro la dieta y el bienestar de la humanidad. Foto: Kelsey Brown/Unsplash
Beewise busca reemplazar las colmenas de madera tradicionales por otras autónomas de alta tecnología. Foto cortesía de Beewise

Las colmenas clásicas requieren que los apicultores se vistan con un equipo completo anti picaduras, que enciendan un ahumador antes de abrirlas y que luego alimenten y manualmente a las abejas además de recolectar la miel. Este duro trabajo manual significa que los apicultores comerciales llegan a cada colmena solo una vez cada pocas semanas durante las cuales muchas abejas mueren por enfermedades, plagas u otros problemas.

Para la startup israelí Beewise esto ha llegado a su fin. Con el problema en mente, la compañía desarrolló una colmena autónoma llamada Beehome que puede albergar hasta 40 colonias de abejas -o dos millones de insectos- y cuidar su salud y mantenimiento con visión e inteligencia artificial y robótica de precisión. Toda la información es transmitida a los apicultores a través de una aplicación para que estén al tanto de cualquier inconveniente o anomalía que surja.

BioBee Biological Systems es una compañía local con más de 35 años de experiencia en el mundo de las abejas que fue pionera en productos agrícolas naturales. Un ejemplo es que para estimular la polinización natural, creó una ingeniosa solución que se trata de usar abejorros comunes para polinizar plantas en vez de abejas sobrecargadas.
La compañía produce estos insectos que, a diferencia de las abejas melíferas más delicadas que requieren luz solar para completar su trabajo, también pueden polinizar las plantas en condiciones nubladas o incluso en invernaderos. Los productos de BioBee se venden hoy en al menos cien países.

El sistema de polinización artificial de Edete en el trabajo en un almendro. Foto cortesía

Para quienes temen que algún día las abejas ya no puedan polinizar los cultivos, Edete tiene una respuesta. La empresa creó una tecnología de polinización artificial que funciona en dos fases y es similar al trabajo natural de las abejas ya que involucra distintos procesos como recolectar y distribuir polen.

Esta solución recolecta el polen de flores de forma mecánica. Luego separa el polen, lo almacena y un año después, durante el período de floración, lo distribuye mediante un polinizador artificial. En la actualidad, Edete amplía su solución y la prueba en almendros y pistachos en Israel y California.

La Junta de Miel de Israel reúne a los 529 apicultores con licencia del país y su legión de abejas. Foto: Kai Hawes/Unsplash

La Junta de la Miel de Israel agrupa a los 529 apicultores con licencia y sus 120.000 colmenas en todo el país y les brinda una amplia variedad de servicios. Estos incluyen una colaboración con Keren Kayemet LeIsrael-Fondo Nacional Judío para distribuir sin cargo cerca de 100.000 por año que son plantadas para compensar la pérdida de áreas abiertas y darles a las abejas una dieta saludable y variada. El organismo también solventa la investigación de cuestiones como el trastorno del colapso de las colonias (CCD), que es la causa principal de este duro momento para los insectos melíferos.

  • BeeHero monitorea las colmenas y predice trastornos
Las abejas son propensas a sufrir problemas como el desorden de colapso de colonias. Diferentes soluciones tecnológicas están tratando de mitigar este drama. Foto: Alfonso Navarro/ Unsplash

Con sede en California, EEUU, y un centro de investigación y desarrollo en Tel Aviv, la startup BeeHero desarrolló sensores para instalar dentro de las colmenas. Este sistema recopila información que se someten a algoritmos de aprendizaje automático para predecir posibles trastornos. Con esto a mano, los apicultores comerciales pueden abordar el cuidado de la salud de sus colonias en tiempo real y mantenerse actualizados sobre los ciclos de polinización.

  • Bee-io produce miel sin abejas
La demanda moderna de miel presiona a las abejas que también sufren el cambio climático y enfermedades propias de la especia. Foto: Cool Calm Design/Unsplash

La empresa israelí Bee-io busca aliviar a las abejas de su pesada carga pegajosa al producir el elixir dorado sin ellas para permitirles que sólo se concentren en la polinización (y en garantizar nuestra futura existencia gracias a un medio ambiente mejor y sin poner en riesgo el suministro de alimentos). La compañía produce su propia miel, la filtra, procesa y evapora para lograr la mejor textura. De acuerdo con Bee-io, el resultado es una miel de primera calidad, ecológica y deliciosa. Y sin abejas involucradas.

  • ToBe aborda la némesis de la abeja
Los apicultores comerciales pueden usar tecnologías de vanguardia para mantenerse al día con sus colmenas y garantizar la salud y felicidad de sus abejas. Foto: Annie Spratt/Unsplash

El ácaro parásito varroa se alimenta de abejas y las infecta con peligrosos virus. Con la idea de proteger a colonias enteras de un colapso, ToBe desarrolló Hivemaster, un dispositivo automático que se coloca en la colmena y que rocía de forma directa un acaricida. Los compuestos son liberados en cantidades minúsculas y precisas, sin dañar a las abejas ni a las colmenas.

Netanel Moshé Sagi y su madre, Daniela Gemma Abravanel. Foto cortesía de Netanel Moshé Sagi

Los israelíes Netanel Moshé Sagi y su madre Daniela Gemma Abravanel tienen un retiro holístico en la isla mexicana de Cozumel llamado Holistic Tikun donde se dictan clases de yoga, meditación y Kabalá. Sin embargo, el sitio cumple otra misión: allí se alberga a 24 colonias rescatadas de abejas Meliponini sin aguijón, una especia en grave peligro de extinción por la deforestación impulsada por la industria ganadera.
Quienes se alojan en el centro hacen un recorrido por las colonias, prueban la miel excepcional de las abejas y aprenden sobre los efectos devastadores que la actividad humana les general.

Fuente: ISRAEL21c

Compartir

#, #, #, #, #

Más sobre Ciencia y Tecnología