Yoav Szoten, Jorge Amado y Doña Flor

0
577
Izq. Yoav Szoter, der. Irad Rubijnstein

Chiquita Levov

En el Teatro Beer Sheva se estrenó la obra “Doña Flor y sus dos maridos” con una pieza escrita por Yoav Szoten y dirigida por Irad Rubinstein, basada en el libro famoso que describe un drama cómico, provocativo y sensual escrito en 1966 por Jorge Amado, uno de los más grandes autores brasileros y llevado a la pantalla en 1976.
El libro fue censurado y prohibido en los años 60 en su país.
La trama cuenta que Doña Flor estaba casada con Vadinho quien muere en un baile de carnaval, luego la joven viuda contrae matrimonio con Teodoro, un distinguido farmacéutico bastante aburrido.
Extraña a su primer marido que era un jugador y bebedor, pero también un ardiente amante, quien aparece en su vida nuevamente, sucede en Salvador de Bahía, “lugar donde las brujerías se producen constantemente”.
Entrevistamos al escritor israelí Yoav Szoten, guionista, dramaturgo, escritor y jurista, de padre brasilero habla portugués y visitó varias veces Brasil por lo que conoce la colorida cultura de ese país, aprendió capoeira y a beber cachaza. Sobre Doña Flor, nos cuenta que leyó el libro unas 5 veces en varios idiomas y cada vez encontró cosas nuevas.
Es el libro que más le gusta por su mensaje y porque logra trasmitir la alegría y la tristeza del alma brasileña, en una comedia que es también tragedia, mezclado en forma humanística.
El libro no es trivial y trata el tema de la monogamia clásica, que también rige en nuestra época.
Es una búsqueda de lo que está permitido hacer, y de lo que es necesario reformar, algo innovador.
Eso es lo que tuvo en cuenta al escribir la obra, al pasar la trama del libro a escena.
Doña Flor, entiende que la monogamia no es buena y busca otro hombre.
Hay aquí magia que se mezcla con la realidad, y según dijo Amado, este libro es como el primo de “Cien años de Soledad” de García Márquez.
Ambos creían que la fantasía “es una metáfora de la realidad del alma”
Agrega que la soledad invita a fantasear y el resultado es realista.
Ella es un personaje especial porque la mayoría de las mujeres emancipadas en la historia de la literatura al final se suicidan. Amado es el primero que entendió que la mujer puede encontrar el amor fuera del matrimonio. Es el mensaje que encontró en el libro y lo pasó a la obra con interpretación muy actual.
Escribir esta obra es un sueño hecho realidad, de Yoav y de Irad Rubinstein.
Siempre hablaban de poner la trama en escena, ya que es un buen material para el teatro. Rubinstein dirige obras en grandes teatros, ha sido varias veces premiado por sus trabajos, y en el 2016 recibió el premio al mejor director.
Esta es la tercera vez que crean juntos, “Es una relación en la que cada lado completa al otro, conoce las debilidades y las fortalezas”. Comenta que Rubinstein cree que en la era del cine y la televisión, el teatro debe proponer una nueva dimensión, algo que no existe en la pantalla, donde todo es muy realista, por eso el teatro debe serlo menos.
Cuando trabajan juntos buscan la virtualidad del idioma teatral. ■

Dejar respuesta