Biniamín Netanyahu se prepara para fortalecer el rol del gabinete de seguridad

1
940
Operación Margen Protector. Conflicto bélico entre el Hamás e Israel

El Comité Ministerial de Legislación autorizó para legislar en la Knéset una ley que permitirá a un Gabinete de Seguridad autorizar acciones de las FDI, que podrían iniciar una guerra, y sin la aprobación de los ministros que son miembros. Este gabinete podría actuar por cuenta propia exclusivamente. Este proyecto de ley es en realidad una combinación de dos leyes propuestas por la ministra de Justicia, Ayelet Shaked.

Bajo ciertas circunstancias, el Gabinete de Seguridad podrá tomar decisiones incluso si no todos sus miembros están disponibles para aprobar o rechazar la acción.

La ley es en esencia una propuesta para cambiar la Ley Básica, que en la actualidad, exige que las acciones militares que conducen a una guerra sean aprobadas por la totalidad del gobierno. El Gabinete de Seguridad incluye a diez miembros del gobierno, sobre una totalidad de 27 ministros.

La razón de esta ley sería, evitar fugas de planificación de las principales operaciones de seguridad. El primer ministro Biniamín Netanyahu, es un fuerte partidario de esta ley.

La enmienda sugerida se une a un itinerario complejo para el gobierno con temas candentes, cuando el presidente de la coalición, David Bitan, se ve involucrado en investigaciones policiales sobre un escándalo de corrupción municipal.

A la luz de los recientes acontecimientos, casi todos los proyectos de ley fueron eliminados del cronograma y no se sometieron a votación. Las fuentes dentro del partido Likud admitieron que desde que el caso Bitan se hizo público, el trabajo de la coalición se había detenido casi por completo en todos los aspectos significativos.

Comité Ministerial frente a otros dos proyectos de ley

El primer Proyecto de Ley tratará una enmienda a la Ley de Horas Laborales y Descanso patrocinada por el ministro de Trabajo y Bienestar Social, Haim Katz (Likud).

La enmienda de Katz busca tomar en consideración las tradiciones israelíes cuando se tenga que aprovisionar de permisos de trabajo para trabajar en Shabat. El proyecto de ley saltó luego de la crisis suscitada por los partidos jaredíes (ultraortodoxos), que condujeron a la renuncia del ministro de Salud, Yaakov Litzman.

Se espera un gran debate en el plenario de la Knéset a partir de la primera lectura de la Ley de Supermercados patrocinada por el ministro del Interior, Aryeh Deri, quien busca dotar al ministerio con el poder de cambiar o abolir estatutos municipales, impidiendo efectivamente a los supermercados abrir los sábados. Yisrael Beytenu ya anunció que votará en contra del proyecto de ley.

Entretanto la oposición, se está preparando para la lucha y se negó a consentir arreglar con la coalición. Incluso el partido de la Lista Conjunta Árabe, manifestó que “Votaremos en contra de la Ley de Supermercados por dos motivos. En primer lugar, es una decisión explícita de la oposición para no ayudar a la coalición, que estamos interesados en derrocar. En segundo lugar, planeamos votar así, debido a que los partidos jaredíes apoyan el Proyecto Muezzin (que busca limitar los niveles de decibelios de las instituciones religiosas), y nosotros les advertimos en el pasado que lo que va devuelta viene devuelta, y ahora está llegando” manifestó el miembro de la Lista Conjunta, Ahmad Tibi.

1 Comentario

Dejar respuesta