“La luz vence a la oscuridad” – bebé de un año enciende velas de Janucá donde su madre fue asesinada

0
97

Difundiendo la luz en un lugar de oscuridad: En esta fiesta Janucá, Kai, de poco más de un año de edad y en brazos de su padre, encendió las velas en el mismo lugar donde su madre perdió la vida este año.

El pasado 7 de octubre un terrorista palestino asesinó a una madre, Kim Levengrond Yehezkel y a Ziv Hagbi, un padre israelí. El atentado fue realizado en la zona industrial Barkan en Judea y Samaria (Cisjordania), un lugar donde israelíes y palestinos trabajan en conjunto. La intención del terrorista de destruir a los judíos y el espíritu de convivencia en el Estado de Israel lo llevó al horrible y oscuro crimen que sembró el dolor en las familias de las víctimas y en la sociedad misma.

Esta semana los familiares de las víctimas volvieron al lugar de los hechos y encendieron una janukiá que tenía sobre ella la foto de Kim y Ziv. El rabino Menachem Kotner que encabezó el emocionante acto dijo: “Nosotros llevamos la antorcha de la luz y declaramos con fe que la luz vencerá a la oscuridad que nuestros enemigos intentar difundir”.

La pequeña llama de la vela encendida en la januquiá por el pequeño hijo de Kim Levengrond brilló en el recinto e iluminó más allá de Barkan, más allá de Samaria y más allá de Israel, en un símbolo de la esperanza y de la resiliencia del pueblo de Israel ante la amenaza del terrorismo y la maldad.

La fiesta de Janucá, en la que el pueblo judío logró vencer a los griegos, a pesar de ser menos en cantidad y en poder, es un recuerdo de la fuerza del espíritu y la fe en poder crear un futuro mejor a pesar de las adversidades.

Dejar respuesta