Uruguay reitera su condena del fanatismo en el Día por la Memoria del Holocausto

3
725
Tabaré Vázquez Foto: Kremlin.ru Wikimedia CC BY 4.0

El Gobierno de Uruguay reiteró su “condena a toda forma de intolerancia y fanatismo que amenaza a los pueblos”, a propósito del Día Internacional en Memoria de las Víctimas del Holocausto, que se celebró el pasado sábado.

“El mundo conoció el genocidio basado en el odio que acabó con la vida de millones de personas de las formas más crueles”, pronunció el prosecretario de Presidencia, Juan Andrés Roballo.

“Uruguay es un país que condena toda forma de intolerancia y fanatismo que amenace a los pueblos y, para prevenir este tipo de hechos, mantener la memoria es esencial”, subrayó.

Por ello, el Gobierno uruguayo lamentó que pese a la “amarga experiencia” del Holocausto “y a pesar de haber avanzado en institucionalidad e instrumentos” se siguen presenciando “discriminación, xenofobia y genocidios en todo el mundo”.

“Nuestro país no estuvo ni está a salvo de expresiones de odio”, agregó haciendo referencia a los casos de vandalismo de monumentos uruguayos que recuerdan el hecho, así como los casos de discriminación que tienen su origen en la nacionalidad, y también otras que se basan en la condición social, origen étnico, opción sexual, género y generaciones.

Además, mencionó la propuesta del presidente del país, Tabaré Vázquez, de llamar a un “amplio diálogo social para contribuir con acciones a la inclusión social y la convivencia contra la violencia, promoviendo a su vez, la cultura democrática y humanista”.

La colectividad judía, junto con otras organizaciones sociales, presentaron propuestas vinculadas a la educación para la prevención del racismo y la xenofobia, incluidas en la ley general de Educación.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) designó el 27 de enero de cada año como el Día Internacional en Memoria de las Víctimas del Holocausto, fecha en que el Ejército Rojo liberó a los reclusos del campo de concentración de Auschwitz. EFE

3 Comentarios

  1. ¡Bien hecho! Los uruguayos deben darle unas lecciones al gobierno de Polonia. Este país, creo que es más sensato de lo que es su gobierno que quiere borrar la verdad con una miserable ley. Hacerlo convierte al gobierno polonés en antisemita, al go condenable y abominable. ¡Ojalá y cambien su intención!

Dejar respuesta