Una mujer israelí que salva la vida de miles de palestinos cada año

1
1755
Foto: Administración Civil israelí

El nombre Dalia Bassa puede ser desconocido para muchas personas alrededor del mundo, pero es una figura que ha influido de forma significativa en la vida de miles de personas. Probablemente nunca sea premiada con el Premio Nóbel para la Paz, pero sin lugar a dudas su trabajo tiene una influencia positiva en la región con uno de los conflictos más hablados y polémicos del mundo.

Dalia, de 66 años, es la encargada de la coordinación en proyectos de salud de la Administración Civil de Israel en Judea y Samaria (Cisjordania), una unidad del ministerio de Defensa encargada de las relaciones con los palestinos. Como parte de su trabajo, Dalia coordina la entrada de palestinos que necesitan tratamiento médico en hospitales israelíes. Este trabajo conlleva a menudo la coordinación en situaciones de emergencia, por lo que el teléfono de Dalia suena a casi cualquier hora del día y la noche.

La mayoría de los israelíes no conoce tampoco el nombre de Dalia pero en la calle palestina tiene incluso un sobrenombre – “ángel”. Cada semana Dalia coordina cerca de 2.000 entradas de palestinos a Israel para recibir tratamiento médico en hospitales israelíes. En el 2017 por ejemplo, Dalia coordinó más de 110.000 entradas de este tipo, según datos oficiales de COGAT, de los cuales más de 2.700 eran niños palestinos. Incluso en épocas donde el terrorismo palestino amenaza la vida de civiles israelíes con atentados de acuchillamiento, el trabajo de Bassa continúa de forma regular.

Más allá de los tratamientos regulares para los pacientes palestinos, a menudo se realizan operaciones especiales en temas de salud. Por ejemplo, durante el año 2017 se llevó a cabo una misión especial en la que más de 70 hombres, mujeres y niños de la Franja de Gaza recuperaron su visión gracias a transplantes de córneas coordinados por Dalia. Además, para salvar la mayor cantidad de vidas posibles,

 

Dalia Bassa. Foto: COGAT

Asimismo, Dalia busca crear puentes para la paz a través de la medicina, al tiempo que promueve el desarrollo médico en la sociedad palestina. Durante el año 2017, se coordinaron cerca de 200 encuentros entre staff médico palestino e israelí, para promover las buenas prácticas en los hospitales israelíes dentro de los hospitales en los territorios. La Administración Civil israelí impulsó también a través de los años un proyecto en el que doctores palestinos realizan pasantías en hospitales israelíes, para luego regresar a los hospitales locales y realizar tratamientos bajo el más alto estándar médico.

 

Uno de los doctores palestinos que trabaja en un hospital israelí, gracias a la coordinación de Dalia dijo en el pasado en una entrevista al portal israelí Ynet: “Si hubiera una Dalia más, solo una, ya tuviéramos paz”. Si bien la paz aún no parece acercarse, historias como la de Dalia traen una gran esperanza a una región afectada desde hace mucho por el conflicto.

 

 

1 Comentario

Dejar respuesta