Una moción de censura a la comunidad internacional

1
1153
Protestas en Irlanda contra Israel. Wikipedia

Por José Ignacio Rodríguez

La antepenúltima guerra, que ha enfrentado Israel, contra los terroristas asentados en Gaza ha tenido consecuencias, a nivel internacional. El acoso a Israel no sale gratis a nadie y menos a aquellos que torticeramente insisten y persisten en acosar, condenar y señalar al Estado de Israel como responsable de todo lo que pasa, en Oriente Medio.

La Franja de Hamás en Gaza, no la Franja de Gaza, está siendo el campo de entrenamiento del terrorismo internacional promovido por Irán. Un campo de entrenamiento en Gaza dirigido por los ayatolás iraníes. Las marionetas iraníes se mueven al compás que marcan las sucias manos manchadas de sangre que dirigen, subvencionan y arman a Hamás, para que siga atentando contra la integridad de las fronteras de Israel y contra su población civil.

Los continuos ataques de Hamás, ordenados por Irán, han sembrado una cizaña venenosa en el campo de la comunidad internacional, en forma de acoso contra Israel. La lógica, la más elemental lógica, sería que la nombrada comunidad internacional presionara a Irán y Hamás, para que dejaran de atacar a Israel. Los ataques contra las comunidades limítrofes a la frontera de la Franja de Hamás, así se debe llamar, contra la población civil israelí provoca un efecto contrario a la razón y la sensatez.

La Comunidad Europea a la cabeza, lejos de apoyar los esfuerzos de Israel por construir, está sosteniendo a los terroristas de Hamás, para destruir, asesinar e incitar odio, contra los judíos. La financiación de Hamás está doblemente sustentada por Irán y por los fondos europeos de ayuda al desarrollo internacional ¿Desde cuándo financiar grupos terroristas ayuda al desarrollo internacional? Las ingentes cantidades de dólares que Europa inyecta e infecta, en forma de ayuda internacional a los refugiados, a las arcas de Hamás y de la Autoridad Palestina del decrépito Mahmoud Abás, permiten que se mantenga una situación insólita de continuos ataques a Israel.

Uno de los países más destacados en el apoyo a los mal llamados palestinos es España, que insiste en condenar a Israel cuando se defiende de los ataques terroristas. El gobierno español y los medios de comunicación, enemigos acérrimos, solo se ponen de acuerdo para acosar a Israel y condenar sus esfuerzos en la defensa de su población civil y su integridad territorial. Unos grupos terroristas que constantemente amenazan y atacan desde sus bases asentadas en los países vecinos del Estado de Israel.

El acoso internacional al Estado de Israel y sus ciudadanos no sale gratis. En lo personal lo vengo advirtiendo en numerosas ocasiones, en diferentes artículos de opinión, que la siembra de acusaciones e incomprensiones contra Israel tendrá consecuencias palpables. El boicot a Israel es un factor desestabilizante para sus promotores y para todos aquellos que lo apoyan ¿Boicot a Israel? El Cielo toma nota, aunque la mayoría no lo notan ¿Le saldrá gratis al Gobierno Español, entre otros actores internacionales, su falta de comprensión hacia Israel? Lamentablemente no le saldrá gratis, a nadie.

Las últimas noticias hablan de una moción de censura al gobierno del sr. Rajoy que perderá la presidencia de España, de no ocurrir un imprevisto, y que pasaría a manos de los enemigos declarados de la unidad territorial del Estado Español. Los enemigos de la unidad de España se unen para dividirla bajo la oscura y tenebrosa figura del Socialismo del PSOE aglutinador de todos los enemigos de España y de Israel. La pérdida del gobierno de España, por parte del sr. Rajoy, es consecuencia directa de su aversión y tibieza a condenar los ataques terroristas palestinos, contra el Estado de Israel. La cosecha de desgracias no es solamente para un gobierno sino para toda la nación española, comunidad internacional incluida, que verá decaer su influencia, su economía y sus valores democráticos. La amenaza de los socialistas, expresada por varios de sus dirigentes, de que si llegaban al poder en España nadie la va a reconocer ya se ha concretado.

Las dos Españas de Machado “Ya hay un español que quiere vivir y a vivir empieza, entre una España que muere y otra España que bosteza. Españolito que vienes al mundo te guarde Dios. Una de las dos Españas ha de helarte el corazón” se han convertido en una nación fraccionada, empequeñecida moralmente y esclava de su más perverso pasado, que hiela el corazón de todos nosotros. El Cielo nos guarde, pero la sentencia ya está echada.

 

1 Comentario

  1. Está muy bien el articulo de opinión hasta que llega al tema de España, el autor está muy influenciado por la derecha española, confundiendo al actual gobierno de izquierdas socialista del PSOE con el resto de la izquierda, cuando hace tiempo que ni los españoles se creen esa semejanza. El PSOE es de una izquierda de boquita, es más parecido al partido democristiano alemán CDU de Angela Merkel que a otra cosa, la contrincante para liderar el partido socialista del nuevo Presidente del Gobierno Pedro Sánchez fue la socialista andaluza Susana Díaz, fotografiada en procesiones de Semana Santa con el traje típico de devota católica junto a un famoso torero que llevaba un crucifijo, y en la pobre Andalucía, donde el PSOE saca el mayor número de votos, se pueden encontrar los españoles más católicos y pro-españoles. El PSOE conserva algunos gestos típicos de la izquierda como la igualdad de género en el número de ministros, algunos hacen juramentos laicos en la toma de poder, o están a favor de avanzar en el siempre peliagudo asunto de los matrimonios gays y el aborto. Del resto nada de izquierda, la bolsa sube más con el PSOE en el gobierno como ocurre en Estados Unidos con los demócratas, en la OTAN entraron directamente aprobando los bombardeos a Serbia, las pocas leyes igualitarias que introdujeron en la muy atrasada España post-dictadura han sido convertidas en polvo por la derecha y no hay posibilidad de vuelta atrás, y, el tema principal, de la ruptura de España ni hay que preocuparse lo más mínimo tampoco con el PSOE. Sobre Israel, pues ya se sabe de sobra que darán algunos comunicados oficiales a favor de la solución de dos estados y contra la violencia que cometan tanto palestinos como Israel, pero nada grave, como la CDU de Angela Merkel. De los actuales 4 partidos mayoritarios, el partido del que debe preocuparse Israel es del comunista Podemos, abandera en España el BDS y se posiciona claramente a favor de los palestinos, además de mantener vínculos con Irán. El problema del actual gobierno del PSOE es que está en minoría y necesita pactar cada votación en el parlamento español con el resto de partidos, ya sea con los mayoritarios como con los minoritarios independentistas, el PSOE puede llegar a pactar con cualquiera según le interese o puede acabar imposibilitado para gobernar y adelantar las elecciones.

Dejar respuesta