Una gran piedra cae del “Muro de los Lamentos” y un rabino pide “examen de conciencia”

3
884
Muro Occidental Foto: Yourway-to-Israel Wikipedia CC BY-SA 3.0

Una enorme piedra antigua de unos 100 kilos de peso se desprendió del Muro Occidental o “Kotel Hamarabí” (conocido vulgarmente en el mundo gentil como el Muro de los Lamentos) sin causar heridos, y el rabino del Muro pidió a los fieles “un examen de conciencia”, informó la radio estatal Kan.

El rabino del Muro, Shmuel Rabinovitch, solicitó que los fieles hicieran “examen de conciencia” después de la caída de la piedra, porque, según él: “Éste es un hecho muy inusual que no ha sucedido en décadas”.

“El hecho de que este incidente tan poderoso haya ocurrido justo después del ayuno de Tishá Be Av, cuando lloramos la destrucción de nuestros templos, suscita dudas y preguntas que el ama humana es demasiado pequeña para contener y que requiere un examen de conciencia”, añadió.

El pedrusco desprendido de una de las secciones herodianas del muro, cayó en la zona llamada “plaza del rezo igualitario”, cerca de donde rezan las mujeres, que estaba vacía en ese momento.

La ortodoxia judía prohíbe a hombres y mujeres rezar juntos y ello es motivo de conflicto con corrientes más progresistas que exigen rezo mixto y pretenden que dicha plaza sirva para eso, aunque por ahora el Gobierno del primer ministro, Biniamín Netanyahu, tras haber prometido que así sería, congeló el proceso presionado por sus socios de la coalición ultraortodoxa.

El incidente sucedió un día después de la conmemoración de la festividad judía Tishá Be Av, que recuerda, entre otras desgracias del pueblo judío, la destrucción de los dos templos de Jerusalén, y decenas de miles de fieles se congregaron ayer en la plaza del Muro Occidental para señalarlo.

Tras la caída de la piedra, un equipo de la Autoridad de Antigüedades de Israel (AAI), que incluía arqueólogos, ingenieros y conservacionistas, examinó el área afectada.

Uno de los arqueólogos, Tzaji Dvira, advirtió que el público debería mantenerse alejado ya que había visto múltiples grietas en otras piedras, lo que le hacía temer que pudieran caer también “sobre la cabeza de la gente en cualquier momento”, recogió el canal de noticias Hadashot.

La AAI señaló en un comunicado que son varias las causas que podrían haber llevado a la caída de la piedra, como vegetación creciendo entre las grietas, humedad que afloja las piedras o un fallo de ingeniería, informó el canal de noticias. EFE y Aurora

3 Comentarios

Dejar respuesta