Una exhibición retrospectiva del sitio web de Yad Vashem

0
1452

En honor a Rosh Hashaná y Yom Kipur – Año Nuevo y Día del Perdón 5777, el sitio web de Yad Vashem ofrece una exhibición retrospectiva de testimonios, fotos, tarjetas, objetos y libros de oraciones de sus colecciones, que permite echar una mirada a la forma en que judíos conmemoraban esos días solemnes antes, durante e inmediatamente después del Holocausto.
La parte dedicada a la época anterior a la Shoá está compuesta exclusivamente por tarjetas de felicitación y augurios que la gente solía mandar antes de las festividades. La costumbre se remonta al siglo XIV en Alemania y de allí se difundió a comunidades judías de todo el mundo. Con la difusión de la tarjeta postal a fines del siglo XIX, y el uso de la fotografía, la costumbre se popularizó enormemente, especialmente el envío de tarjetas preparadas de antemano. Esto se hace evidente en la exhibición, en la que destacan postales preparadas con las fotografías de parejas o individuos, escenas familiares, paisajes urbanos, etc.
La sección dedicada a los años de la guerra es sumamente llamativa. En esta se entremezclan tarjetas de Año Nuevo y avisos de servicios religiosos en los guetos con objetos de culto confeccionados en campos de trabajos forzados. Se destacan entre estos un shofar, hecho en el campo de trabajos forzados de Skarzysko–Kamienna, y un sermón para el Año Nuevo escrito a mano sobre papel tomado de sacos de cemento en el campo de trabajos forzados de Wolfsberg. Todos estos testimonios guardan algo en común: el intento de las víctimas de perpetuar su imagen humana, de conservar su espíritu, aún en las más difíciles de las situaciones, justamente en las que privaba antes que nada el instinto primario de la supervivencia.
Los años posteriores al conflicto mundial estuvieron marcados por la reconstrucción personal, familiar y nacional. Fue también una época tumultuosa, pero también llena de esperanzas y expectativas.
La sección dedicada a estos días nos muestra la evolución de las tarjetas de felicitación de Rosh Hashaná y de las dedicatorias. Junto a los contenidos religiosos y tradicionales (“Que seas inscripto en el libro de la vida”) aparecen temas nacionales y sionistas, de corte laico, típicos de los movimientos juveniles.
Captan la vista una tarjeta enviada desde Bergen-Belsen, otra que contiene la foto del famoso barco “Éxodo” y una con la foto de dos hermanos enviada desde el campo de detención de Chipre. Reflejo todas de esos “días de introspección, de perdonar y ser perdonado, de tomar la decisión de ser una persona mejor, y de orar por un año entrante de salud y felicidad”, tanto en lo individual como en lo colectivo, a pesar de todas las vicisitudes del pasado.
Jorge Gon
Coordinador del sitio web de Yad Vashem en español

Dejar respuesta