Una delegación de mujeres argentinas visita Israel para estrechar lazos comerciales

0
582

En los últimos tiempos, son habituales las llegadas de delegaciones políticas y comerciales de Latinoamérica al aeropuerto internacional de Ben Gurion. Pero esta semana ha aterrizado una comitiva de exclusivo carácter femenino: un grupo de 14 mujeres argentinas aterrizaron en Israel para establecer vínculos empresariales y aprender del ecosistema de innovación y tecnología del estado judío.

Fabiana Ricagno, que además de abogada y politóloga es empresaria en los sectores de servicios, telecomunicaciones e indumentaria, explicó a Aurora cómo se gestó el viaje: “En 2016 empezamos a darnos cuenta de que la mujer en si tenía muy poca representación en las cámaras de empresas argentinas. Mujeres con mucha importancia en la economía tenían poca visibilidad. Pensamos en planes de acción concretos para empujar a muchas mujeres argentinas potentes del sector privado, que cuando salen al exterior a buscar oportunidades forman parte de delegaciones de hombres y no se les da espacio”.

Ricagno señala que el plan era montar grupos de mujeres que quisieran participar en programas donde se propusieran oportunidades de inversión, en Argentina y en el extranjero. Tras una primera experiencia exitosa en el Reino Unido, pusieron el foco en Israel: “entendemos que la cuestión de innovación, cómo Israel transformó su falta de ventajas competitivas en el mundo y su falta de recursos naturales en enormes fortalezas, era algo que debíamos ver y aprender. Todas las iniciativas, ya sean las “Start-up”, la medicina, o la cuestión del agua, son temas importantes”. Y añadió: “mujeres jóvenes que son líderes en sus ámbitos están totalmente fascinadas y sumergidas en este mundo”.

La empresaria argentina puso valor al sobre mérito que hizo Israel para construirse, consolidarse y desarrollarse, destacando el desarrollo del estado ante “tanta adversidad objetiva, no solo de recursos naturales sino por la guerra, una cuestión de vida o muerte en una zona absolutamente hostil”. Además de reunirse con destacados diplomáticos israelíes como Yuval Rotem, director general del ministerio de exteriores, la comitiva de mujeres visitó organismos como “Jerusalem Venture Partners”, que promueve la innovación y la inversión en el sector tecnológico. “Es un modelo de inversión privada que también tiene impulso público, y esto tiene un impacto social fabuloso”, afirmó Ricagno.

 

Fabiana Ricagno con Yuval Rotem, director general del ministerio de exteriores de Israel. Foto: Twitter Cicyp

Las visitantes consideraron que en el sector privado de Israel existe una problemática similar que en Argentina por la falta de visibilidad de la mujer en altos cargos, pero en el sector público apreciaron esfuerzos para promover la posición de la mujer. Ricagno explicó que las integrantes de la comitiva tienen larga trayectoria en delegaciones empresariales junto a hombres, y a partir de la experiencia en Reino Unido y su estadía en Israel, sintieron que “cuando estamos entre nosotras, nos sentimos fortalecidas y respaldadas. Una opina respecto de la otra más libre. Nos damos el lugar nosotras mismas, nos damos la palabra, nos tenemos en cuenta”.

A falta de encuentros con la autoridad del agua para que mujeres empresarias del sector agrícola aprendan las herramientas innovadoras israelíes;  start-up’s del sector médico o nuevas iniciativas de la banca virtual, también forman parte de la delegación dos mujeres funcionarias del gobierno argentino que pretenden firmar convenios de cooperación vinculados a la tecnología aplicada a la agricultura y la ganadería.

Más allá de cuestiones económicas, Ricagno apuntó que “nos sentimos como en casa, porque los argentinos venimos de una raíz multicultural y compleja, somos una nación construida sobre la diversidad, tanto religiosa como cultural, y en eso nos parecemos a Israel. Los argentinos hablamos en voz alta, discrepamos, somos cálidos, abrazamos y besamos… y aquí nos sentimos acogidos con afecto y cariño. Las chicas se sienten entusiasmadas, agradecidas a Israel por cómo nos ha abierto el corazón y los brazos”.

Dejar respuesta