Un tercio de los austríacos piensa que el nazismo también trajo cosas buenas

10
565
Tropas alemanas entran en Viena Foto: Bundesarchiv Bild Wikimedia CC BY-SA 3.0 de 2

Un tercio de los austríacos opina que el nazismo tuvo cosas tanto buenas como malas y cuatro de cada diez cree que ya es hora de dejar de debatir sobre el Holocausto judío, según una encuesta que se acaba de presentar.

El sondeo, realizado por el instituto SORA de estudios sociales, analiza la conciencia histórica de los austríacos sobre el nazismo y sus actitudes hacia el autoritarismo y la democracia.

Poco más de la mitad (52 %) de los 1.000 encuestados aseguró que el régimen nacionalsocialista (en Austria de 1938 a 1945) había traído sólo o mayormente cosas negativas, mientras que un 34 % oscila en un abanico que va desde cosas buenas y malas a principalmente buenas. El resto, no sabe o no contesta.

Judíos obligados a limpiar el pavimento tras la anexión de Austria Foto: Wikimedia Dominio Público
Judíos obligados a limpiar el pavimento tras la anexión de Austria Foto: Wikimedia Dominio Público

Esa actitud condescendiente ante la dictadura nazi es especialmente presente entre los mayores de 66 años (un 44 %).

La visión del nazismo es especialmente negativa entre los universitarios (86 %) y va suavizándose conforme desciende el nivel educativo.

Aunque la mitad de los encuestados está completamente o muy de acuerdo en que los austríacos fueron responsables “del destino” de los judíos entre 1938 y 1945, el 40 % opina que debería cerrarse ya el debate sobre la Segunda Guerra Mundial y el Holocausto.

La encuesta aborda también cómo evalúan los austríacos la democracia en su país.

El 78 % considera que la democracia, pese a sus problemas, es la mejor forma de Gobierno.

Pero sólo el 45 % rechaza absolutamente el planteamiento de “un líder fuerte que no tenga que preocuparse del Parlamento y de elecciones”.

En una encuesta similar realizada hace diez años, la aceptación de la democracia como el mejor sistema era defendida por el 86 % de los austríacos, ocho puntos más que ahora.

En general, el grado de satisfacción (total o elevada) con el funcionamiento de la democracia en Austria ha caído 12 puntos en los diez últimos años.

También ha crecido en ese periodo la sensación general de inseguridad.

Un 41 % de los austríacos está totalmente de acuerdo o muy de acuerdo con la idea de que “la confusión hoy día es tal que nadie sabe ya dónde está”, nueve puntos más que en 2007. EFE

10 Comentarios

  1. con ese criterio hagamos una prueba que ese
    tercio se interne en un campo en las mismas
    condiciones de antaño y veremos si siguen
    con la misma idea

  2. Los Pobres Austriacos son un Mar de contradicciones dicen que el nazismo trajo cosas buenas, pero por otro lado argumentan que la democracia es la mejor forma de Gobierno y entonces en que quedamos.? no deberían entonces tener un gobierno como el de los nazis si tanto ellos lo ponderan.? Un Régimen cerrado y que no te de garantías democráticas que te persiga y te mate si ibas en contra de la voluntad del Fuhrer . Hipócritas! para ellos el nazismo fue bueno porque no fueron asesinados sino más bien participaron en esa orgía de muerte. Se sirvieron , se dispusieron en bandeja de plata a las ordenes de Hitler.
    Ahora como buenos Antisemitas que son y al final no lo pueden ocultar, quieren que se olvide la historia del Genocidio y el Holocausto.

  3. El problema de Austria es el mismo que en el resto de Europa, el racismo y la ultraderecha se han hecho fuertes, no sólo por la crisis y la inmigración, o más tarde por el terrorismo yihadista, el relativismo o la confusión ideológica ha encontrado cobijo en estos partidos que parecían tan primitivos y una cosa del pasado. A estos les da todo igual, nihilistas, o más bien sociópatas mentirosos compulsivos, por ejemplo en España existen lo mismo neonazis que apoyan a los terroristas yihadistas que otros combatiéndolos junto a los cristianos kurdos, no dudan en clasificarse como demócratas, incluso se proclaman adalides de la libertad, republicanos, pero a nadie le sorprende si al rato defienden al Rey, mejor si fuese el dictador de España, y a los empresarios, mejor cuanto más grandes o de una empresa española que pueda ejercer de monopolio. Que un partido ultraderechista austriaco desde hace años esté a las puertas de gobernar, lo mismo que el de Francia, es una vergüenza tal que resulta difícil expresar con palabras.

  4. El problema de Austria es el mismo que en el resto de Europa, el racismo y la ultraderecha se han hecho fuertes, no sólo por la crisis y la inmigración, o más tarde por el terrorismo yihadista, el relativismo o la confusión ideológica ha encontrado cobijo en estos partidos que parecían tan primitivos y una cosa del pasado. A estos les da todo igual, nihilistas, o más bien sociópatas mentirosos compulsivos, por ejemplo en España existen lo mismo neonazis que apoyan a los terroristas yihadistas que otros combatiéndolos junto a los cristianos kurdos, no dudan en clasificarse como demócratas, incluso se proclaman adalides de la libertad, republicanos, pero a nadie le sorprende si al rato defienden al Rey, mejor si fuese el dictador de España, y a los empresarios, mejor cuanto más grandes o de una empresa española que pueda ejercer de monopolio. Que un partido ultraderechista austriaco desde hace años esté a las puertas de gobernar, lo mismo que el de Francia, es una vergüenza tal que resulta difícil expresar con palabras.

  5. El nazismo levantó la economía Alemana con el robo a los Judíos, luego con el robo de la industria Checa
    sigue con el robo de la minería Polaca y sigue…..

Dejar respuesta