Un paseo por las callecitas de Florentín de Tel Aviv

0
979
Amnon y Ruth Goffer en el Beit Romano

Amnon y Ruth Goffer: Turismo y Beneficencia
Por Chiquita Levov
Amnon Goffer, uno de los guías más interesantes del país, acaba de incluir en su vasto repertorio de paseos por el país, el pintoresco barrio de Florentín al sur de Tel Aviv. La primera excursión guiada por que fue a total beneficio de la Institución Kohav Hazafón y resultó ser una experiencia muy rica en matices y vivencias. Se repetirá varias veces; el próximo encuentro se realiza el viernes 3 de marzo.
13_2Amnon Goffer es historiador y autor de varios libros en los cuales se pueden hallar sugerencias turísticas de contenido histórico, anécdotas, curiosidades inéditas y en sus numerosos y muy variados circuitos acompaña a los participantes con enriquecedoras explicaciones que son producto de un gran conocimiento, son siempre exactas, interesantes y matizadas de cuentos inolvidables, en los que no faltan toques filosóficos y humorísticos. Acompaña como guía a grupos que viajan al exterior y en muchos idiomas inclusive en un perfecto español.

Muirelle y la calle Amigos del Arte
Muirelle y la calle Amigos del Arte

Entre sus muchas actividades, suele realizar paseos de beneficencia, principalmente para donar el recaudo en su totalidad a una loable institución, Kohav Hazafón, dirigida por su esposa Ruth Goffer. Si bien se especializa en sitios de la Galilea que conoce como la palma de sus manos, realizó por primera vez un paseo extraordinario por el pintoresco barrio de Florentín y contó con la participación de la directora de Kohav Hazafón. Los numerosos participantes fueron invitados a pagar la suma que les pareciera, que se puso directamente en manos de la directora para su institución.

Sinagoga Ahavat Hesed
Sinagoga Ahavat Hesed

En el curso de este paseo por Florentín, Ruth Goffer, explicó que Kojav Hazafón es una institución con cuatro proyectos importantes y son el corazón de su actividad en diferentes temas. El proyecto de rehabilitación con talleres creativos y artesanía decorativa. Multimedia, dirigidos por profesionales en el que se instruye diariamente a los miembros. El proyecto socio cultural, con actividades artísticas que se llevan a cabo en varios sitios espacios. El proyecto de negocios, en el cual entra el centro “Maarag”, de Kfar Vradim con la cafetería y el local de venta de artesanías.
14_1En el cual, los vendedores son los mismos creadores, que de esta manera pueden tener contacto con el público, hecho que fortalece su independencia. El proyecto turístico incluye talleres ocupacionales y cuenta con la participación de los habitantes de la zona que luego ofrecen ocupación en este tema. Esta sección tiene una unidad turística, puesta a todo lujo.
Esta asociación es la cristalización de una visión humanitaria de los habitantes y en especial de su directora Ruth Goffer que nos dice “El motivo central de la misma se basa netamente en valores humanos y en la creencia de que cada persona tiene derecho a vivir en igualdad de condiciones y tener las mismas oportunidades de desarrollo del potencial”.

Avshalom Levi en su estudio
Avshalom Levi en su estudio

El paseo de Goffer, comienza por el famoso edificio Romano de la calle 9, donde nos narran que Florentín es un barrio que ha pasado por muchas facetas, fue construido en 1927 al sur de las vías del ferrocarril por el contratista David Abravanel y Salomon Florentín un comerciante que inmigró de Salonica, Grecia y lleva su nombre. Primariamente fue planeado como un barrio burgués que combinaba talleres con pequeña industria y comercio. Con edificios de 3 y 4 plantas en los que la planta baja habían negocios y en los de arriba viviendas. Habitado por inmigrantes judíos de diferentes países, primero por griegos, luego polacos, a los que siguieron africanos, búlgaros y finalmente turcos, con el tiempo se deterioró y quedó deshabitado hacia los años 60 y las viviendas sustituidas por empresas comerciales.

Riviat Florentín
Riviat Florentín

En 1991 se puso en marcha un proyecto de renovación municipal que se detuvo, pero continuó luego por iniciativas privadas que renovaron los edificios, se construyeron nuevos orientados como vivienda para jóvenes, se abrieron cafeterías, tiendas galería talleres y se instalaron allí jóvenes artistas, todos atraídos por los costos relativamente bajos de las viviendas, así el barrio se convirtió en una zona de entretenimientos y aumentó la concentración de habitantes jóvenes.

Jardín Florentín
Jardín Florentín

Hay muchas callecitas y edificios pintorescos en las que se esconden un sinfín de historias, que Goffer conoce y quiere contar. El Beit Romano, es el mejor lugar para comenzar el paseo. Se conocía también como “El hogar del Comerciante”, un edificio de oficinas y tiendas de estilo internacional, en la calle Iafo 9. Construido en 1947 por iniciativa de Yossef Romano, un visionario que erigió el primer centro comercial de Israel. Joseph Romano y su primo Eli fueron parte de un impresionante grupo de hacedores, hombres de negocios que mientras obtenían sus propios beneficios también lograban colaborar en el desarrollo de Tel Aviv. El centro es un patio interior, con 4 pisos de viviendas y 300 tiendas. En este edificio se instalaron varios organismos gubernamentales, pero en los últimos años se conoce por sus tiendas de ropa mayoristas.

Florentín es un barrio de artistas

Edificio inspirado en el cuento de Rapunzel
Edificio inspirado en el cuento de Rapunzel

La artista de ilustración, Murielle, que llegó de Canadá y se instaló en este barrio donde tiene el taller de arte, ha invitado a artistas locales y del exterior ha realizar y exponer su obra creando “La calle del Arte de Murielle y Amigos”. Se puede ver en todo el barrio y también en el Jardín Florentín de la calle Ben Atar. Otro importante artista cuyo taller está instalado hace muchos años es Avshalom Levi, con varios álbumes impresos y cuya obra fotográfica ha trascendido fronteras internacionales. Invita a visitar el taller.
En el vestíbulo de entrada de unos de los edificios de viviendas, en la calle Levinski 2 se expone la obra del pintor Yoram Rubinger, cuya participación en este proyecto de arte urbano convierte al edificio en un sitio vivo. Las pinturas de Rubinger son un homenaje A Tel Aviv desde su fundación hasta el presente.
Otros sitios para visitar son la sinagoga “Ahavat Jesed” en Abarbanel 54, un edificio que muestra el estilo típico del comienzo del barrio y uno de los últimos proyectos Riviat Florentín (Cuarteto Florentín) un centro comercial de cuatro edificios que une la emoción, las personas y los materiales. Está ubicado en el corazón del barrio y tiene tiendas, restaurantes, cafeterías, etc. En el mismo se realiza una variedad de actividades para todas las edades en diferentes campos de la cultura, las artes y los deportes.

Dejar respuesta