Un ejército de cohetes: Israel se prepara para la próxima guerra

1
2421
ACCULAR Foto: Ronite Wikimedia CC BY-SA 4.0

Un  lacónico e intrigante mensaje del Ministerio de Defensa sugiere que una silenciosa revolución está ocurriendo dentro de las Fuerzas de Defensa de Israel (Tzáhal, FDI).

El Ministerio anunció que hace algunas semanas firmó un contrato de cientos de miles de shekels para el desarrollo y la adquisición de cohetes avanzados a la Industria Militar de Israel (IMI).

La buena noticia es que se trata de industria nacional. No se precisa cuánto dinero ni tampoco de qué cohetes se está hablando. Los reportes mencionan a los sistemas sofisticados de artillería ACCULAR, EXTRA y LYNX, pero también se habla de otros dispositivos secretos y algunos en desarrollo.

Los reportes, que mencionan la oposición al proyecto por parte del jefe del Estado Mayor, teniente general Gadi Eizenkot -lo que indicaría el rechazo de un sector de la elite castrense-, han sido minimizados. Se sabe que las organizaciones tienden a resistir los cambios, y que las reticencias del jefe de las FDI, se refieren principalmente a cuestiones de distribución del presupuesto. Además, todo el mundo se acuerda la oposición inicial de la cúpula militar al desarrollo de las exitosas baterías antimisiles Jetz (Arrow) y Cúpula de Hierro. Asimismo, la Fuerza Aérea también podría ver relativamente disminuido su estrellato dentro de la estrategia militar.

De hecho, IMI desarrolló en los últimos tiempos cohetes de precisión con un alcance de entre 40 y 150 kilómetros con un error de diez metros. Además, a diferencia de los cohetes disparados desde Gaza y Líbano, por Hamas y Hezbollah, los proyectiles israelíes cuentan con un dispositivo de navegación que les permite dirigirse independientemente hacia el blanco mientras identifican todo el tiempo su ubicación mediante un sistema de navegación satelital GPS. Cuando el cohete detecta una desviación de la ubicación del blanco programado, corrige automáticamente la trayectoria.

Los cohetes podrán reemplazar en muchos casos el empleo de aviones de combate, que actualmente las FDI utilizan en ese rango de alcance. No siempre hay un avión dispuesto en la zona, y a las aeronaves les lleva tiempo llegar hasta el blanco, que mientras tanto puede escaparse. Los aviones de combate sufren la amenaza de los misiles antiaéreos, que ponen en peligro su tripulación, e incluso pueden provocar la pérdida del aparato valuado en millones de dólares.

Actualmente,  IMI está desarrollando cohetes para un alcance de 300 kilómetros lo que le permitiría cubrir todo el territorio del Líbano.

Entre los sistemas de misiles, el Ministerio de Defensa está comprando una versión mejorada del sistema de artillería de cohetes ACCULAR, que ya ha estado siendo usado por el Cuerpo de Artillería.

El sistema de artillería de cohetes ACCULAR, desarrollado por IMI ha sido recientemente declarado operacional en el Cuerpo de Artillería. El sistema puede lanzar 18 cohetes de precisión hacia el territorio enemigo en un minuto. Es un sistema efectivo, fácil de operar, accesible y barato, y ha sido puesto a disposición de los comandantes de las brigadas y los batallones. Puede ser usado para atacar individuos, estructuras e infraestructuras, y puede hacer impacto en varios blancos simultáneamente.

“Esta capacidad de fuego de precisión mejora significativamente las capacidades del Ejército y permite impactos precisos en lanzamientos remotos con inmediata disponibilidad y a un coste menor en comparación con otros sistemas de combate”, apuntó la cartera de Defensa.

El ministro de Defensa, Avigdor Lieberman, aseveró que el contrato forma parte del proceso de compra y desarrollo de “sistemas de alta precisión que darán apoyo a las capacidades ofensivas de Israel”; y añadió que en unos años, el país podrá “cubrir cualquier punto de la región, tanto cortas como largas distancias”.

El corresponsal militar del diario Yediot Aharonot,, Ron Ben Yishai, sugirió que el Ministerio de Defensa no está planeando un cuerpo de misiles separado, sino más bien armar a las Fuerzas de Defensa de Israel (Tzáhal) con misiles y cohetes adicionales que sirvan como apoyo para las capacidades ofensivas de la Fuerza Aérea en caso de que Israel se vea atacado en varios frentes simultáneamente –sobre exigiendo a la aviación-, o en su defecto sus enemigos logren paralizar las bases de la aeronáutica –por ejemplo destruyendo sus pistas de aterrizaje y despegue-, ya sea parcial o completamente.

1 Comentario

  1. ….”Además, a diferencia de los cohetes disparados desde Gaza y Líbano, por Hamas y Hezbollah, los proyectiles israelíes cuentan con un dispositivo de navegación que les permite dirigirse independientemente hacia el blanco mientras identifican todo el tiempo su ubicación mediante un sistema de navegación satelital GPS. Cuando el cohete detecta una desviación de la ubicación del blanco programado, corrige automáticamente la trayectoria.”….

    O sea un cohete ultrasofisticado que seguramente cuesta mas de un millon de dolares cada uno y que Israel disparará solamente a los edificios vacíos porque si los dispara a los edificios llenos de terroristas palestinos, la ONU, Amnesty International, y Human Right Watch ponen el grito en el cielo…