Tras un peligroso juego un niño de 11 años fallece al caer del piso 12 de un edificio

0
390
Ultimos pisos del edificio de donde saltó Roy. Foto: United Hatzalah, servicio médico de emergencias

Roy Maoz, de once años de edad, falleció al caer del doceavo piso de un edificio situado en Kyriat Yam del distrito de Haifa. En un intento por salvarle la vida el niño fue trasladado al hospital Rambam en Haifa y tras atravesar una complicada operación fue declarado muerto.

Las circunstancias del incidente fueron examinadas por la policía, la que sospecha que se trató de un juego de riesgo “parkour” que se practica mundialmente, saltando de un techo a otro o como en este caso de una ventana a un balcón cercano, a una gran altura. En apariencia, otros dos adolescentes realizaron con éxito esta peligrosa “hazaña” con anterioridad, Roy Maoz, no logró alcanzar el objetivo.

Sulamit Manor, supervisora de la escuela a la que asistía Roy manifestó “Este trágico evento nos afecta a todos” “Desde el momento en que se conoció el incidente, la escuela abrió sus puertas, brindando servicio psicológico y ayuda a aquellos niños o padres que lo requieran, quienes serán acompañados por los consejeros del establecimiento”.

Testigos presenciales informaron que el incidente ocurrió cuando Maoz, jugaba con otros amigos cuando regresaron de la escuela, Roy intentó saltar de una ventana al balcón, resbaló y cayó al vacío.

Otros niños del edificio narraron que este era una clase de juego que Roy y sus amigos ya practicaban con anterioridad. Otra vecina declaró que en el pasado ella había visto al niño sentado en el alféizar de su ventana. “No se lo dije a la madre”, comentó “pero le grité a Roy que bajara, mientras los niños estaban sentados abajo y miraban el episodio”. Su abuelo dijo que era un “buen chico, le encantaban los deportes, era un niño travieso, pero ¡se volvió loco!,” exclamó.

Un vecino del lugar relató que Roy era un “ninja” y que siempre estaba saltando de reja en reja y de todo tipo de lugares. Al mismo tiempo que dice que los niños del lugar permanentemente buscan los lugares altos de los edificios y se sientan en los umbrales y alféizares.

Dejar respuesta