Tikún Olam

0
1232

Isaac Lupa

Para quienes no conozcan o no hayan escuchado el término “Tikún Olam”, daré una pequeña introducción. En varios escritos se explica de la siguiente forma: “en las enseñanzas judías se refiere a cualquier actividad para mejorar, preparar, configurar, o simplemente hacer algo, que mejore al mundo, acercándolo a un estado de armonía”, otros explican que es como enderezar una vara torcida, mantener un camino derecho, al final de las cosas inventar una parábola para explicar la idea, pero en todas las formas es un término usado en los escritos religiosos.
Antes de continuar, quiero aclarar, que no me refiero a la compañía llamada “Tikún Olam” que produce y vende cannabis medicinal que cuenta con médicos que la recetan y según ellos hacen “Tikún”, es decir arreglan la vida a los enfermos.
Para este artículo mi principal fuente de información fue el portal y los artículos publicados por Jabad Lubavitch, organización conocida y apreciada por muchas personas.
Tikún Olam sale de una base que el mundo creado es bueno por naturaleza, pero el creador ha dejado deliberadamente puntos en los que se puede mejorar su obra, diría acomodándola al medio y en la época en que vivimos.
Se puede ver claramente en el significado de las palabras, Tikún es arreglar, componer, Olam es mundo.
Aquí es donde nos encontramos con las diferentes opiniones, de lo que para otros pensadores es Tikún Olam. Un comunista o un socialista, o como lo pensaban, Marx, Lenin Trotsky o Stalin, su teoría según ellos la explicaban nos va a llevar al final a un mundo mejor, o sea es un Tikún Olam, ya que para el comunismo “todas las personas son iguales”. En el socialismo la idea de que “todos los individuos deben de tener acceso a los productos y servicios básicos” es “Tikún Olam”.
Por lo tanto, veamos que el ser humano por naturaleza, tiene misiones y oportunidades durante su vida, está en su decisión buscar una encrucijada que lo lleve a escoger y/o participar en el Tikún Olam, es decir hacer algo por el mundo, tratar de mejorar en todos los aspectos.
Veamos a continuación algunos de los ejemplos que Jabad nos da para Tikún Olam que “es usado muy a menudo para describir actos de justicia social y conciencia ambiental”. Son actos importantes ya que todos somos responsables de corregir la injusticia. Lo importante es no guardar “silencio”, dice un edicto talmúdico, aceptar injusticias “es consentimiento”.
Jabad recuerda lo escrito en la Mishna diciendo que esta enseña que cada ser humano es un mundo entero, por lo tanto, cada Tikún que se pueda hacer en ese mundo se reflejará en el mundo entero.
Esto no lleva a pensar que siempre podemos de hacer cambios para mejorar nuestras relaciones con el prójimo.
Para terminar, vemos que Tikún Olam no se tiene que ver desde el punto religioso, en nuestra vida diaria, si no proponemos, siempre podemos hacer algo para mejorar el ambiente, mejorar las relaciones con el prójimo, con el vecino, para que de esta forma mejore el mundo.
Si el Tikún Olam nos puede ayudar en mejorar nuestra vida diaria, pensemos, busquemos, qué podemos hacer para poder llegar a un Tikún en nuestras relaciones con los palestinos y que nos lleve a una paz estable en la zona. ■

Dejar respuesta