Terror árabe-palestino global – La prognosis

0
1233

Dr. Natalio Daitch

Prognosis, la definición
La palabra “prognosis” viene del griego y alude a la capacidad de tener conocimiento anticipado de hechos o sucesos. Y la prognosis se basa en datos del pasado y del presente lo cual permite predecir el futuro.
La prognosis, cobra mucha importancia en áreas como la medicina y la meteorología, pero también se podría aplicar a otros campos como el que nos ocupa.
No se trata de tener la bola de cristal, o de querer ostentar poderes adivinatorios o esotéricos, por el contrario trabajamos con ciencia y con la realidad de la calle, que termina siendo el instrumento de medición más exacto, lejos de argumentaciones políticas, que con dolo o culpa, solo distorsionan todo aquello que nosotros podemos ver cuando somos observadores “en el campo de batalla”.Es decir, desde “la trinchera”, apreciamos la verdadera cara de la realidad tal como es, sin maquillaje o disfraz tan habitual desde la propaganda y lo mediático.

Cáncer palestino mundial
Como alude la palabra cáncer, como si tratara de un cangrejo, que se adhiere y come al tejido sano, es aquello que cada comunidad judía en todo el orbe, puede apreciar al poco tiempo de abrirse una representación diplomática palestina, o de una supuesta y numerosa diáspora palestina. En este caso Chile es el ejemplo, donde estos inmigrantes, refugiados, arribados y aceptados árabes, logran con el tiempo trocar la atmósfera social, y motorizar la animosidad contra Israel y los judíos locales, de una forma que remeda las metástasis de un proceso tumoral, que termina saturando, minando la resistencia comunitaria judía del lugar, al motorizar a diversos grupos que van desde la izquierda violenta con tinte antisionista, hasta individuos de la vieja e histórica derecha nazi-antisemita, que “aprovechan la volteada” para poder descargar su odio contra los hebreos, bajo el paraguas de la causa palestina (que en verdad nada les importa) sin tener que soportar la etiqueta de racistas o antisemitas.
Mezquitas y consejos islámicos
También en Argentina esto se ha vuelto palpable. Cuando en 1983 se instalan mezquitas chiítas que responden a Irán. Aprovechando la generosidad de estas tierras criollas, elementos extremistas camuflados, o bajo el ropaje de clérigos musulmanes, en verdad se trata de verdaderos conspiradores y espías. Expertos en poder difundir la ponzoña contra el Estado hebreo explícitamente y contra la comunidad local en forma más solapada. Todo el festín termina en crear una “zona liberada” para poder cometer terribles atentados (en este país ya tuvimos dos bombazos con mas de 100 personas asesinadas).

Tentáculos del terror
Estas siembras de individuos cancerígenos, trabajan afanosamente a los fines de tejer alianzas locales con los odiosos, resentidos y violentos de siempre. También inyectan el veneno en la mayoría de los claustros universitarios e intentado acuerdos con representantes de pueblos originarios o grupos marginales o marginados, sindicatos de trabajadores, a los fines de fogonear y moldear animosidad hacia Israel en el pensamiento y en los corazones de cientos o de millones de jóvenes proclives o desinformados de la realidad que se vive en el Oriente Medio.
Las comunidades árabes locales
Consejos islámicos, o Federaciones árabes, históricamente tranquilas y relativamente pacíficas, son mutadas e infiltradas, a los fines de que adopten posturas más agresivas contra Israel, o que defiendan a sus integrantes acusados de colaborar en atentados terroristas o voladuras de edificios judíos.

Prognosis, Eurabia, y reflexión final
Europa ahora convertida en Eurabia. Islamización forzada de países occidentales y cristianos. Difusión de una versión siglo XXI de lo que muchos entendemos como islam-nazismo. De hecho, en muchos medios o webs islámicas, se pueden ubicar citas de Hitler y de los nazis, con la paradoja de tildar a Israel como estado Nazi o racista!.
Por el contrario las sociedades árabes y musulmanas en sus países, son muy poco tolerantes a permitir el desarrollo de la vida cristiana o judía en su seno. De tal manera que se victimizan en sus países de hospedaje, pero por otro lado esto no impide que muchos de sus integrantes cometan bárbaros atentados al grito de “Alá es grande”, acuchillando o atropellando gente completamente inocente en calles y bares del viejo continente.
Por todo lo mencionado, y mucho más que nos queda en el tintero, la prognosis no se hace esperar, que de no tomarse medidas de restricción e ingreso (similares a las implementadas por el Presidente Trump), en pocos años, no habrá rincón alguno en el planeta, donde las personas de paz y en particular los judíos podamos sentirnos y vivir sin ese miedo, que se asemeja a “ese otro miedo” que vivieron nuestros mayores en los años de la Shoá, donde los hebreos se tenían que ocultar de la bota nazi y casi dejar de respirar y obvio desarrollarse con normalidad. Hoy por hoy sus acólitos, los que admiran al antiguo Mufti de Jerusalén, que en nombre de los árabes palestinos, pedía en cada reunión con Hitler o sus carniceros el exterminio inmediato del pueblo judío.
El presente es complejo, y el pasado nos alecciona. El futuro es oscuro, pero la pasividad y la indiferencia, el silencio o la complicidad de propios o ajenos, lamentablemente no hará desaparecer el problema y la tormenta que golpea a nuestras puertas.■

Dejar respuesta