Tel Aviv y Jerusalén entre las 10 ciudades más caras del Airbnb

1
535

Los altos costos de los hoteles y apartamentos de vacaciones y el auge del turismo han hecho que los precios de Airbnb (empresa y una plataforma de software dedicada a la oferta de alojamientos a particulares y turísticos) se disparen en varias ciudades de Medio Oriente a niveles entre los más altos del mundo.

El reciente índice Bloomberg ubicó a Miami y Boston en el primer lugar de la lista de lugares caros del mundo en términos de costo diario para residencias privadas por segundo año consecutivo. Las personas que alquilan apartamentos a través de Airbnb piden entre 194 y 205 dólares por noche en estas dos ciudades.

En el 2018, cinco de las ciudades de Medio Oriente están entre las quince ciudades más caras del mundo. Tel Aviv y Dubai ocuparon el cuarto y quinto lugar en el índice, respectivamente y Jerusalén, Riyadh y la ciudad de Kuwait también estuvieron en lo alto de la lista.

Las altas tasas de Airbnb en Israel son el resultado del alto costo de la vivienda en Tel Aviv y Jerusalén. Estiman que Airbnb agregó un 10% a los alquileres en Tel Aviv.

Varias ciudades del mundo, incluida Nueva York, han impuesto restricciones sobre el mercado de alquileres a corto plazo por la preocupación de que aumenten los costos de alquiler. De acuerdo con las cifras de Airbnb, la tasa promedio es de 87 dólares por noche en Tel Aviv y 82 dólares por noche en Jerusalén, mucho más bajo que los 188 dólares por noche y 173 dólares por noche encontrados por Bloomberg.

Airbnb utiliza un método de cálculo que es diferente al de Bloomberg; Airbnb tiene en cuenta las tarifas de las unidades realmente alquiladas, mientras que Bloomberg utiliza los precios que aparecen en los anuncios.

1 Comentario

  1. Recientemente estuve buscando en Booking.com hoteles o apartamentos para alquilar por noches en Israel, los mejor valorados del segmento más barato pero sin llegar a albergues con camas compartidas o situados en zonas desconocidas, y los precios me parecieron un poco caros en Tel Aviv, pero nada desorbitado ni fuera de lo común. Habría que ver las condiciones reales de los que encontré, pero así a ojo en comparación en Espana son muy similares, en la provincia donde resido, que es muy turística más bien enfocado al tipo lowcost familiar, he visto precios similares de hoteles algo penosos o apartamentos en una playa de rocas a la que no enviaría ni a mi peor enemigo. En Israel para ir con coche de turismo a varias ciudades, al estar todo relativamente cerca, hay ciudades más baratas que Tel Aviv, Jerusalén ya es más barata, o Haifa o Eliat y alguna otra ciudad pequena, al menos era así en primavera. Los precios de la comida y demás también son normales, o según la calidad, mientras que Espana tiene una fama de país muy barato, pero eso es a base de servicios y productos de calidad baja o muy baja, como poner alcohol de marcas desconocidas, tapas con trucos como dar patas de calamar sudamericano como pulpo pequeno, o la comida del menú barato estándar es a base de productos muy baratos y según la suerte que se tenga la calidad y el servicio son muy variables, el turista que quiera algo barato y decente tiene que buscar mucho o pagar como si fuese un país europeo caro. Ahora bien, si se busca en países menos desarrollados, o en los antiguos europeos del este, es todo bastante más barato, a lo mejor por la mitad de precio un apartamento más grande y bien situado, o por ejemplo la comida en restaurantes o los coches de alquiler son bastante más baratos.

Dejar respuesta